¿Dónde hay que poner los cactus?

Ejemplar de Rebutia heliosa

Los cactus son plantas que, cada vez que vienen a nuestra mente, nos los imaginamos viviendo como pueden en el desierto bajo un sol abrasador que parece repeler a las lluvias. En esas condiciones, tienen que hacer lo sea para poder recoger la cantidad que necesitan de agua y poder así mantenerse con vida y crecer. Sin embargo, aquellos que compramos en los viveros suelen estar mimados, lo que resulta importante para que se vean bonitos y que la gente los compre.

Se controla la temperatura, el riego, el abono, y si además están dentro del establecimiento o de un invernadero, por supuesto están además protegidos del sol directo. Estas condiciones son muy distintas a las que tienen en su lugar de origen. Teniendo esto en cuenta, ¿dónde hay que poner los cactus?

Esta es una duda muy frecuente, especialmente si nunca antes habíamos tenido un cactus a nuestro cargo. Por una parte, podríamos estar convencidos de que quieren sol directo, y cuantas más horas les dé mucho mejor; por otra no podemos olvidarnos de que no deja de ser una planta que nunca le ha faltado de nada, y que por lo tanto nunca ha pasado sed, hambre, calor ni frío.  ¿Significa eso que tienen que estar dentro de casa?

No. Pueden estarlo si se colocan en una zona donde les llegue mucha luz procedente del exterior, incluso pueden llegar a florecer, pero lo ideal es que estén en el exterior. La cuestión es, ¿dónde?

Foto en detalle de una Mammillaria

Los cactus de vivero, al igual que todas las plantas que proceden de allí, tienen que pasar un periodo de adaptación al exterior el cual tiene una duración variable que depende básicamente de cada planta. Consiste en ir acostumbrándolas poco a poco y de manera regular al sol directo, siendo el mejor momento para empezar a finales de invierno, cuando las temperaturas empiezan a subir pero el sol todavía no es muy intenso.

El ”calendario” que yo te recomiendo seguir es el siguiente:

  • Primer mes: ponlos en una zona donde les dé un par de horas como máximo el sol directo, por la mañana temprano o por la tarde. Si ves que se ponen un poco rojos, esto es, que se están quemando, reduce el tiempo a una hora.
  • Segundo mes: en estos días les debe de dar una o dos horas más de luz.
  • Tercer mes: a partir de estos días les puede dar toda la mañana o toda la tarde.
  • Cuarto mes: ahora les puede dar todo el día. Pero ojo, hay algunos cactus a los que conviene proteger del sol de las horas centrales del día, como las Copiapoa o las Parodia.

¿Qué hacer en caso de heladas? Protegerlos en casa. Los cactus no soportan el granizo ni las nevadas, de modo que si vivimos en una zona donde se suelen producir estos fenómenos meteorológicos, es necesario que los pongamos o dentro del hogar, o en un invernadero.

Si tienes alguna duda, no la dejes en el tintero. Pregunta 🙂 .

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ubicación y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s