¿Cuál es la función de las espinas de los cactus?

Ferocactus glaucescens

Ferocactus glaucescens

Muchos de nosotros nos podríamos preguntar cuál es la función de las espinas de los cactus si aparentemente son unos tallos que parece que no tienen ninguna utilidad para las plantas, ¿verdad?

Cuando se vive en una zona donde el clima es especialmente caluroso y las lluvias tan escasas, te has de proteger de algún modo para que nadie te deje sin agua. Aunque sólo con esto no podrás sobrevivir.

Las espinas, las ”nuevas hojas”

Los cactus son unas plantas que han ido evolucionando a lo largo de 40 millones de años, desde la era Paleozoica. Al comienzo sí tenían hojas, como tienen hoy los del género Pereskia (el más primitivo de todos), pero poco a poco, a medida que el clima se fue volviendo más seco al mismo tiempo que América se separaba de África y se desplazaba hacia su ubicación actual, las fueron perdiendo.

¿Por qué? Bueno, porque para alimentar a las hojas es necesario poder disponer de agua, y cuando el preciado líquido escasea no queda otra que adaptarse o desaparecer. Es la ley de la selección natural, y contra eso los seres vegetales por sí mismos no pueden hacer nada. Pero, gracias a ella, se han vuelto más resistentes y han conseguido adaptarse sin dificultad a sus respectivos hábitats.

¿Qué funciones tienen?

Las espinas de los cactus cumplen con varias funciones, que son las siguientes:

  • Defenderlos de posibles depredadores: en el interior del cuerpo de los vegetales hay una gran cantidad de agua; si los herbívoros pudieran acceder a ella, estas plantas no sobrevivirían.
  • Proporcionarles sombra: es cierto que no mucha, pero es la suficiente para que la pérdida de agua por evaporación sea mínima.
  • Reflejar la luz del sol: muchas especies tienen las espinas de color blanco. Este es un color que refleja la luz solar, de manera que se evita que se sobrecalienten.
  • Dirigir el agua hacia la parte carnosa de los cactus: las gotas del rocío se depositan en todas las partes aéreas de las plantas. Al hacerlo, los poros se abren y pueden hidratarse. Pero además, las que caen en las espinas son dirigidas hacia los cuerpos carnosos, de modo que pueden “beber” más agua.

Por todo ello, aunque a tus plantas se les hayan secado las espinas, ¡no se las quites! Aún secas, siguen siendo muy útiles para los cactus; aunque debes saber que si por un descuido se las quitaras, volverían a crecer.

Copiapoa cinerascens

Copiapoa cinerascens

¿Sabías para qué les servían las espinas a los cactus?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s