Carnegiea gigantea o Saguaro

Carnegiea gigantea en su hábitat

Pocos cactus son tan populares como la Carnegiea gigantea. Mucho más conocido como Saguaro o Sahuaro, es una especie de muy lento crecimiento con la capacidad de asombrar a cualquiera que vaya a verlo en su hábitat natural: el Desierto de Sonora.

No es nada fácil encontrarlo a la venta en los viveros, y cuando finalmente nos sonríe la suerte, el precio nos puede sorprender bastante. Y es que puede llegar a costar 1 euro por centímetro. Cultivar una preciosidad como esta exige tener mucha, mucha paciencia. Para que te hagas una idea de cuánta necesitas, tienes que saber que tarda 30 años hasta alcanzar un metro de altura. Increíble, ¿verdad?

Ejemplar adulto de Saguaro en hábitat

Carnegiea gigantea es el nombre científico que se le da al cactus columnar más alto del Desierto de Sonora, y probablemente del mundo. La especie fue descrita por Britton & Rose y publicada en Kakteenkunde en 1937, desde ese entonces comenzó a volverse muy popular entre los amantes de las cactáceas.

Posee un tallo columnar que puede alcanzar fácilmente los 12 metros e incluso más, y cuyo diámetro es de 65cm. Suele presentar ramificaciones en un número máximo de 7, pero no es raro encontrarlo como tallo único. Dicho tallo está formado por entre 12 y 24 costillas, las cuales están bien armadas con espinas, siendo las radiales de 12cm y las centrales de entre 3 y 6cm. Éstas son de color pardo, pero a medida que la planta envejece se tornan blancas. Tiene una esperanza de vida de unos 300 años.

Flores del cactus saguaro

Los ejemplares adultos florecen desde primavera hasta comienzos de verano. Sus blancas y grandes flores son de hábito nocturno. Se abren cuando el sol se pone y se cierran al amanecer. Los murciélagos son los encargados de polinizarlas, hecho que hace que se forme un fruto rojo y comestible que termina de madurar a finales de la temporada veraniega.

En cultivo el saguaro es un cactus que para crecer bien necesita un sustrato que tenga un excelente drenaje (como el pómice), mucho sol y sobretodo riegos escasos. Hay que tratar de dejar secar completamente el sustrato que le pongamos antes de regar, pues de lo contrario enseguida se pudriría. Asimismo, debemos de abonarlo durante la primavera y el verano con abonos para cactus, siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.

Joven Saguaro o Carnegiea gigantea

Por el frío en principio no tendremos que preocuparnos, ya que resiste bien las heladas de hasta los -9ºC una vez aclimatado. Pero si es joven, es mejor protegerlo de las heladas y sobretodo del granizo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cactus y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s