Euphorbia lactea

Detalle de la Euphorbia lactea

Una de las plantas crasas más queridas del mundo es la Euphorbia lactea. De rápido crecimiento, es una planta que no es nada exigente, exceptuando sus altas necesidades de luz. Se puede multiplicar fácilmente por esquejes, y además da mucho color a cualquier rincón.

Por todos estos motivos, considero que mereces conocer sus maravillosos secretos. 🙂 Seguro que no te arrepientes.

Euphorbia lactea f. cristata 'White Ghost'

Euphorbia lactea f. cristata ‘White Ghost’

Euphorbia lactea es el nombre científico de una planta crasa nativa de las regiones tropicales de la India y de Sri Lanka. Fue descrita por Adrian Hardy Haworth y publicado en Synopsis plantarum succulentarum en el año 1812.

Crece como arbusto de unos 5 metros de altura como máximo, muy ramificado. Los tallos tienen entre 3 y 5 cm de diámetro, con sección transversal o rómbica. Los extremos están armados con espinas cortas de 5mm de largo. A veces se le pueden ver hojas, muy pequeñas, pero es raro.

Todas las partes contienen un látex que, al entrar en contacto con la piel, causa picor, irritación y enrojecimiento en el mejor de los casos. Es por eso por lo que, cada vez que se vaya a manipular, se tengan puestos guantes de goma, como los de cocina, para evitar problemas.

En los viveros podemos encontrar tanto la variedad normal como la cristata injertada. De ambas puedes ver imágenes en este mismo artículo.

Árbol de Euphorbia lactea

Si hablamos de sus cuidados, la Euphorbia lactea es una planta fácil. Tenemos que colocarla en una exposición soleada para que pueda crecer correctamente, pero debe de estar protegida de las heladas ya que el hielo daña rápidamente los tallos. En el caso de que vivamos en una zona donde los inviernos son fríos, la tendremos en una habitación muy luminosa y lejos de las corrientes de aire.

El riego tiene que ser escaso. Tan sólo tenemos que darle agua cuando veamos que el sustrato, poroso y con buen drenaje, está completamente seco. Es importante que, si le tenemos puesto un plato debajo, se lo quitemos a los diez minutos de haber regado pues de lo contrario las raíces se pudrirán.

Otro tema importante es el trasplante. Al ser una planta de gran tamaño tenemos que cambiarla a una maceta 3-4cm más amplia una vez por año o cada dos años, en primavera. Podremos aprovechar esa estación para hacer esquejes de tallo, los cuales dejaremos secar una semana antes de plantarlos en recipientes con vermiculita.

Euphorbia lactea f. cristata

Euphorbia lactea f. cristata

Por lo demás, nos dará grandes satisfacciones.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Plantas crasas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s