Aeonium

Vista del Aeonium variegada

Los Aeonium son de las plantas suculentas más agradecidas que podemos tener en un jardín, balcón o terraza. Mientras estén expuestos al sol directo y reciban agua de tanto en cuando, crecerán que dará gusto verlos temporada tras temporada.

Son tan adaptables, que sin duda estamos hablando de las mejores, o una de las mejores, suculentas aptas para principiantes y también para aquellos que no quieren ni/o pueden dedicar mucho tiempo a sus cultivos.

Origen y características de los Aeonium

Se trata de un género de plantas suculentas compuesto por unas 75 especies originarias de las Islas Canarias sobretodo, pero también en Madeira, Marruecos y África oriental. Pertenecen a la familia Crassulaceae, y se caracterizan por desarrolla una roseta de hojas sobre un tallo que suele ser recto o inclinarse levemente.

Durante el invierno producen una inflorescencia de florecillas blancas o amarillentas las cuales rara vez dan fruto. Por el contrario, si una rama se rompe y cae al suelo, enraizará sin problemas en cuestión de pocos días.

Principales especies

Son las siguientes:

Aeonium arboreum

Vista del Aeonium arboreum

Imagen – Wikimedia/James Steakley

Se le conoce como siempreviva arbórea, siempreviva mayor, piñuela o garchosilla, y es una especie originaria de Marruecos. Alcanza una altura máxima de 90 centímetros, y desarrolla tallos de los que brotan rosetas de hojas verdes de unos 15-20cm de diámetro. Las flores se agrupan en inflorescencias de unos 15 centímetros y son amarillas.

Resiste hasta los -4ºC.

Aeonium arboreum ‘Atropurpureum’
Vista del Aeonium arboreum 'Atropurpureum'

Imagen – Wikimedia/Agnieszka Kwiecie?, Nova

Tiene las mismas características que el anterior, pero sus hojas son marrones, motivo por el que suele llamar bastante la atención.

Aeonium canariense

Vista del Aeoonium canariense

Imagen – Wikimedia/Opuntia

Conocido como bejeque, es una especie originaria de las Islas Canarias, en concreto de la Gomera. Desarrolla tallos cortos, rectos y gruesos, el cual rara vez ramifica, y del que brotan rosetas de hojas pubescentes con un diámetro de entre los 15 y los 45cm de diámetro, de color verde.

Resiste heladas de hasta los -2ºC.

Aeonium haworthii

Vista del Aeonium haworthii

Imagen – Wikimedia/PantaRhei

Es una especie nativa de las Islas Canarias, en concreto de Tenerife, que alcanza una altura aproximada de unos 40-50 centímetros. Desarrolla una roseta de hojas de color verde, con un diámetro de 6 a 11cm de diámetro. Las flores son pequeñas, de color blanquecino.

Resiste hasta los -4ºC.

Aeonium lancerottense

Vista del Aeonium lacerottense en hábitat

Imagen – Wikimedia/Frank Vincentz

Se trata de una planta endémica de las Islas Canarias, que desarrolla porte arbustivo o subarbustivo con tallos ramificados. Las hojas se agrupan en rosetas con un diámetro superior a los 5 centímetros, y de color verde-glabro. Las flores son rosadas.

Resiste heladas de hasta los -2ºC.

Aeonium tabuliforme

Vista del Aeonium tabulaeforme

Imagen – Wikimedia/Bluemoose

Su nombre científico original es Aeonium tabulaeforme, y es autóctona de las Islas Canarias, en concreto de Tenerife. Desarrolla una roseta de hojas aplanada, con un diámetro entre 15 y 30 centímetros, de color verde. Las flores se agrupan en inflorescencias de color amarillo pálido.

Resiste poco el frío, hasta los 0 grados.

¿Cuáles son sus cuidados?

Si quieres tener un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Ubicación

Son plantas que han de estar en el exterior, en una zona donde les dé el sol durante todo el día siempre y cuando estén acostumbrados. Si compras uno que tenían bajo techo, debes de ir acostumbrándolo poco a poco y de forma gradual a estar expuesto a los rayos del astro rey, pues de lo contrario sus hojas se quemarán.

Tierra

  • Maceta: rellenarla con sustrato de cultivo universal mezclado con un 30-40% de perlita o similares (arlita, greda volcánica, arena de cuarzo, etc.).
  • Jardín: no es exigente, siempre que tenga buen drenaje.

Riego

Vista de las flores del Aeonium

Imagen – Wikimedia/Javier Sanchez Portero

De moderado a escaso. Hay que dejar secar la tierra o el sustrato por completo antes de volver a regar, pues los Aeonium son muy sensibles al exceso de agua. Por este motivo, es muy importante tener en cuenta también que, en caso de cultivarlo en maceta, no se debe de ponerle un plato debajo ni dentro de un macetero sin agujeros.

Abonado

Al ser plantas que crecen en primavera y verano y que suelen florecer en invierno, lo ideal es abonarlos durante todo el año (excepto en invierno si la temperatura baja de los -4ºC) con un abono específico para cactus y suculentas, o bien echándoles unas dos cucharadas pequeñas (de café) cada 15 días de Nitrofoska azul.

Otra alternativa es abonarlo con productos orgánicos, como el guano (usa el formato líquido si lo tienes en maceta) o el estiércol de animales herbívoros.

Así, lograrás tener un Aeonium en buen estado de salud, capaz de combatir sin problemas los microorganismos que causan infecciones y los insectos que pueden convertirse en plagas.

Multiplicación

Como decíamos antes, rara vez dan semillas en cultivo. Si las dan, se siembran en primavera en semilleros con agujeros en la base, rellenados con sustrato universal. Pero si quieres tener un nuevo ejemplar rápido, te aconsejamos multiplicarlo por esquejes de tallo.

Estos esquejes se obtienen en primavera o verano, y se plantan en macetas individuales con arena de cuarzo, pómice o similares, y se colocan en una zona exterior luminosa pero protegida del sol. En unos 15-20 días enraizarán.

Plagas y enfermedades

Son bastante resistentes, pero pueden verse afectados por cochinillas y caracoles. Como son plantas relativamente pequeñas, puedes quitárselos con la mano, o si lo prefieres con algún insecticida natural como la tierra de diatomeas.

Época de plantación o trasplante

En primavera, cuando el riesgo de heladas haya pasado.

Rusticidad

Depende de la especie, pero en general resisten heladas débiles y de corta duración de hasta los -4ºC.

El aeonio es una planta suculenta

¿Qué te han parecido los Aeonium?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.