Agave azul (Agave tequilana)

El Agave tequilana es una planta preciosa

El agave azul es una de las plantas más resistentes a la sequía que existen, y también una de las especies más bonitas de su género si se me permite decirlo 🙂 . Aunque tiene un uso muy concreto, lo cierto es que tenerlo en un jardín, formando parte de él, puede ser sin lugar a dudas un motivo de alegría, ¿por qué?

Porque es muy, muy fácil de cuidar, siendo especialmente ideal tenerlo en zonas con climas más bien cálidos y donde las precipitaciones son por lo general escasas. Pero que no te preocupe el frío, pues resiste también heladas de cierta intensidad. Anímate a conocerlo.

Origen y características del agave azul

Agave azul en hábitat

Imagen – Flickr/GorissM

Conocido como agave azul, esta planta suculenta recibe el nombre científico de Agave tequilana. Es originario de América, en concreto de México y alrededores. Desarrolla una roseta de hojas coriáceas, en forma de espada, con los márgenes armados con pequeñas espinas, de color azulado-plateado. Puede alcanzar una altura de 60cm.

Es monocárpico, es decir, tras florecer, algo que hace a los 6 a 12 años, se muere no sin antes haber producido numerosas semillas que no suelen ser viables y, sobretodo, hijuelos que le van saliendo de por los lados. La inflorescencia -grupo de flores- es una larga umbela, que llega a superar los 2 metros de altura, de color amarillento.

¿Cuáles son los cuidados que necesita?

Si quieres tener un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Ubicación

El agave azul es una planta que tiene que estar en el exterior, a pleno sol. Es importante que tenga espacio para crecer, puesto que aunque no es muy grande, si está demasiado cerca de otras plantas no va a poder desarrollarse con normalidad. Por este motivo, aconsejamos plantarlo a una distancia de al menos un metro de otras suculentas, arbustos, etcétera, así como de muros y paredes.

Tierra

  • Maceta: rellenar con sustrato universal (en venta aquí) mezclado con perlita (en venta aquí) a partes iguales.
  • Jardín: crece en suelos con un pH neutro o ligeramente alcalino, con buen drenaje.

Riego

Más bien escaso. Regar una media de 2 veces por semana durante la temporada de más calor y sequía, y cada 10 a 15 días el resto del año.

En caso de que lo tengas en maceta, es mejor que no le pongas ningún plato debajo a no ser que te acuerdes de retirar el agua que haya sobrado a los 20 minutos de haber regado ya que de lo contrario las raíces se pudrirían.

Al regar evita mojar las hojas, sobretodo si en ese momento todavía le da el sol de manera directa para evitar causarle quemaduras.

Abonado

Vista del agave azul en un jardín

Imagen – Wikimedia/Juan Ignacio 1976

Si solo lo vas a querer como planta ornamental, puedes abonarlo con un abono para cactus y otras suculentas (en venta aquí) siguiendo las indicaciones especificadas en el envase del producto.

Pero si quieres darle otro uso (culinario) te aconsejamos más abonarlo con un abono orgánico de calidad, como puede ser el guano (en venta aquí) o incluso el extracto de algas (en venta aquí). Asimismo, es importante seguir las indicaciones, pues aunque sean abonos naturales, están tan concentrados que el riesgo de sobredosis es igualmente alto si no se utilizan de la manera correcta.

Artículo relacionado:
Cuándo y cómo abonar suculentas

Multiplicación

Como decíamos antes, el agave azul produce semillas pero como no suelen ser viables, el método que se utiliza para multiplicarlo es por separación de los hijuelos en primavera, u otoño si el invierno es suave. Esto se hace cuando tienen un tamaño que facilita su manipulación, es decir, más o menos cuando han alcanzado una altura de unos 5 a 10 centímetros.

Con la ayuda de un cuchillo de sierra previamente desinfectado con alcohol de farmacia, se separan de la planta madre y se plantan en otras zonas del jardín o, si se prefiere, en macetas individuales con vermiculita (en venta aquí).

Aunque sean plantas jóvenes, no tengas miedo de ponerlas al sol desde el principio. Puede que sus hojas se quemen un poquito, pero si la madre ya estaba creciendo en un lugar expuesto al astro rey, sus hijos se adaptarán rápido.

Época de plantación o trasplante

En primavera, cuando el riesgo de heladas haya pasado.

Si lo tienes en maceta, trasplántalo a una mayor cada 2 años.

Plagas y enfermedades

Sin problemas de plagas ni de enfermedades, pero conviene hacer tratamientos preventivos contra el picudo negro del agave (es parecido al escarabajo, pero más largo y delgado) desde primavera hasta comienzos de otoño. Este insecto penetra en el interior de la planta, deja sus huevos en ella, y una vez que estos eclosionan, se van alimentando de la misma.

Los productos a usar son los mismos que contra el picudo rojo de las palmeras, a saber: Clorpirifos o Imidacloprid (dependiendo del país y del producto, se necesitará un carné de manipulación de productos fitosanitarios).

Otra opción es usar tierra de diatomeas (en venta aquí), aunque no haya síntomas. Este es un producto natural y por el que no se necesita ningún carné para usarlo.

Rusticidad

Resiste el frío y las heladas de hasta los -4ºC.

¿Qué usos se le da al Agave tequilana?

Vista del agave azul

Imagen – Wikimedia/Bvidl

Ornamental

Es una planta muy decorativa y fácil de cuidar, que quedará estupenda en tu jardín de bajo mantenimiento, pero también en terrazas y balcones.

Culinario

Como su apellido indica, es un agave con el que se hace el famoso tequila mexicano, con la ”piña” de la planta una vez que se le han quitado las hojas y se ha sometido al proceso de elaboración del mismo.

¿Qué te ha parecido el agave azul?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.