Áloe tigre (Aloe variegata)

Vista del Aloe variegata

Imagen – Wikimedia/Kurisu rs

El Aloe variegata es una de las crasas más curiosas: es bastante pequeño, lo cual hace que sea particularmente interesante para cultivarlo en maceta durante toda su vida, sus hojas tienen bandas blanquecinas muy bonitas, y además, a diferencia de la mayoría de las especies del género, prefiere estar en semisombra.

No es complicado de mantener, aunque siempre viene bien tener una guía de cuidados. Así que para que te sea más fácil tenerlo sano, a continuación te ofreceremos muchos consejos de cultivo.

Origen y características del Aloe variegata

El Aloe variegata es una suculenta

Conocida como áloe tigre o áloe variegado, esta preciosa plantita es endémica de Sudáfrica y de Namibia. Tiene entre 18 y 24 hojas que son triangulares, carnosas, de color verde oscuro con bandas irregulares blanquecinas, y tienen un tamaño de 10 a 15 centímetros de longitud por 3 a 6 centímetros de ancho. Sus flores se agrupan en racimos de 20 a 30 centímetros de alto, son tubulares y de color naranja-rojizo. La altura total, sin incluir el tallo floral, es de unos 30 centímetros.

Su ritmo de crecimiento no es muy rápido; incluso aunque reciba los mejores cuidados y esté en una zona con clima suave todo el año, puede costar ver cambios de mes en mes.

¿Cuáles son los cuidados que requiere?

Si quieres tener un ejemplar, te aconsejamos cuidarlo del siguiente modo:

Ubicación

  • Exterior: el Aloe variegata estará muy bien en semisombra, así como bajo una malla de sombreo.
  • Interior: al no requerir tanta luz como otros aloes, esta especie puede estar dentro de casa siempre y cuando la habitación sea luminosa; es decir, que puedas ver bien en ella durante el día sin necesidad de tener que encender la luz eléctrica. Pero ojo, no pongas la planta justo delante de la ventana ya que se quemaría; es mejor a un lado, e ir rotando la maceta cada día con el fin de conseguir que tenga un crecimiento uniforme.

Tierra

  • Maceta: cuanto más poroso sea el sustrato mejor estarán sus raíces. El drenaje debe ser excelente, pues no resiste el encharcamiento. Por este motivo, es preferible usar pómice antes que turba; ahora bien, si mezclas sustrato universal con perlita a partes iguales, no crecerá mal aunque sí que tendrás que controlar los riegos.
  • Jardín: haz un agujero de plantación de unos 50cm x 50cm, y rellénalo con pómice para luego plantar el áloe ahí.

Riego

El Aloe variegata produce hijuelos

Muy escaso. Durante la temporada más cálida y seca del año sí que puede ser necesario regar unas 2 veces por semana, pero el resto del año con un riego semanal o incluso quincenal será suficiente.

En caso de duda, comprueba la humedad del sustrato o de la tierra, por ejemplo con un palo delgado de madera o, de tenerlo en maceta, pesándola una vez regada y de nuevo al cabo de unos días. No le pongas plato debajo, a menos que te vayas a acordar siempre de retirar el agua que sobre a los 30 minutos de haber regado.

Abonado

Desde comienzos de primavera hasta finales del verano es muy interesante abonar al Aloe variegata con fertilizantes para cactus (en venta aquí), siguiendo las indicaciones especificadas en el envase del producto.

Multiplicación

Se multiplica por semillas e hijuelos en primavera-verano:

Semillas

Las semillas se aconseja sembrarlas en bandejas con agujeros rellenadas con tierra para cactus (en venta aquí), de manera que no queden muy juntas. En este sentido, lo ideal es poner pocas en cada semillero, ya que así cuando crezcan y sea el momento de separarlas será más sencillo que muchas superen el trasplante.

Coloca todo en el exterior, en semisombra, y mantén el sustrato ligeramente húmedo. De este modo, germinarán en unos 10 días.

Hijuelos

El Aloe variegata suele producir algunos hijuelos, los cuales se pueden separar cuando hayan alcanzado un tamaño de unos 5 centímetros, y plantar en macetas individuales con pómice.

Época de plantación o trasplante

Vista del Aloe variegata

Imagen – Flickr/Reggie1

Tanto si lo quieres plantar en el jardín como cambiar de maceta, hazlo en primavera cuando la temperatura mínima sea superior a los 15 grados centígrados.

No se debe de hacer antes ya que la planta lo pasaría mal. Hay que pensar que es originaria de un lugar donde el clima es cálido todo el año, por lo que no es bueno exponerla al frío.

Plagas y enfermedades

Es bastante vulnerable a los caracoles. Durante la temporada de lluvias es importante tomar medidas para que estos animales no se coman sus hojas.

Además, si se riega en exceso los hongos pudrirán sus raíces, así que no dudes en comprobar la humedad cada vez que lo consideres necesario.

Rusticidad

Por propia experiencia te diré que resiste heladas débiles y puntuales de hasta los -2ºC, pero solo si tiene la tierra o el sustrato bien seco, y solo si esas heladas son de muy corta duración. Así y todo, si la puedes proteger dentro de casa hasta que llegue la primavera, te crecerá más sana y bonita.

¿Dónde comprar?

Es común en viveros y tiendas de jardinería, pero si tienes problemas para localizarla, puedes conseguirla desde aquí:

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.