Cabeza de viejo (Cephalocereus senilis)

Vista del Cephalocereus senilis

Imagen – Wikimedia/Frank Vincentz

El Cephalocereus senilis es una especie de cactus muy curiosa: sus tallos están cubiertos por largos pelos de color blanco, una característica que le da el nombre común de cactus viejito o cactus cabeza de viejo.

Tiene un ritmo de crecimiento más bien lento, pero ello no ha de preocuparte pues posee valor ornamental desde que es joven. Así que, ¿por qué no conocer sus cuidados?

Origen y características del Cephalocereus senilis

Vista del Cephalocereus senilis en hábitat

Imagen – Flickr/Amante Darmanin

Es un cactus columnar endémico de México, que alcanza hasta los 15 metros de altura. Crece silvestre en Guanajuato e Hidalgo, donde se encuentra amenazada por SEMARNAT, y protegida del Comercio Internacional a través de la Convención CITES. Y es que al ser tan peculiar, si no se tomasen medidas acabaría por extinguirse, debido a la extracción de ejemplares de su hábitat para la posterior venta.

Su crecimiento es lento, pudiendo crecer sobre los 10-15 centímetros de altura por año. Desarrolla un tallo, por lo general no ramificado. Ahora bien, si sufre algún daño, sí que podría sacar alguno para seguir adelante. También es importante decir que los ejemplares más maduros sí que tienden a ramificar desde la base.

Los pelos que lo cubren son finos y largos, de color blanquecino, similar al que tienen las canas humanas. Entre ellos tienen numerosas espinas amarillas. Las flores que producen son rojas, amarillas o blancas, y brotan a partir de los 10-20 años de edad, o cuando mide unos dos metros.

¿Cuáles son los cuidados que hay que proporcionarle?

El Cephalocereus senilis es un cactus que queda muy bonito en un jardín, pero también en el patio. De hecho, es habitual verlo formar parte de una colección de cactáceas, que se está cultivando y disfrutando en macetas colocadas sobre mesas y/o estanterías.

La ‘cabeza de viejo’ es la típica planta que puede embellecer aún más la estancia, puesto que al ser columnar, y al verse blanco, rompe un poco con el ritmo y las formas del diseño que se le dio en un principio.

Por ello, es muy interesante cultivarlo, ya que además resiste bastante bien tanto el frío como las temperaturas bajo cero. Veamos pues qué hay que saber para cuidarlo correctamente:

Ubicación

Es un cactus que debe de estar en el exterior. A ser posible, lo ideal sería que le diera la luz del sol de manera directa, todo el día. Pero eso sí, es MUY importante que se acostumbre poco a poco, y de manera gradual, a estar expuesto.

Poner una planta al sol cuando ha estado en semisombra, sin haberla aclimatado antes, puede matarla.

Tierra

  • Maceta: es aconsejable rellenarla con sustratos que sean ligeros y que permitan el drenaje del agua. Por ejemplo, el pómice es una buena opción. Incluso si no quieres gastar mucho dinero, la arena de obra (tipo gravilla) de grano pequeño, de no más de 3mm de grosor, es muy interesante y económica, puesto que un saco de 25kg cuesta menor de 1 euro en cualquier tienda de productos de construcción. Luego, solo has de mezclar un poco con turba negra o mantillo.
  • Jardín: la tierra del jardín debe ser igualmente ligera. No se ha de encharcar, o si lo hace se ha de ver que el agua es absorbida con rapidez. El Cephalocereus senilis no resistirá una inundación si el terreno es muy pesado. En caso de que tengas dudas, cava un agujero de 1m x 1m, y rellénalo con el sustrato mencionado antes.

Riego

Vista del Cephalocereus senilis

Imagen – Wikimedia/Clamaresan

La frecuencia de riego no será la misma durante el verano que en invierno, ni tampoco en un sitio donde llueve mucho regularmente que en otro donde apenas lo hace. Por lo tanto, y teniendo en cuenta que los cactus son muy sensibles al exceso de agua, lo mejor y más recomendable es regar solo cuando la tierra o el sustrato se hayan secado por completo.

Ahora bien, si hablamos de cactus muy jóvenes, de esos que están todavía en macetas de 5,5 centímetros de diámetro, hay que estar bastante pendientes, especialmente durante la temporada veraniega. Y es que al estar en esos recipientes, tienen poca tierra, y esta se seca rápido. Además, esto supone un problema para estas plantas tan pequeñas, puesto que ellas también se deshidratan con rapidez.

Abonado

Es aconsejable abonarlo en primavera y sobre todo en verano, ya sea con nitrofoska azul, o un fertilizante para cactus. Elijas lo que elijas, debes de seguir las indicaciones del envase, puesto que así no habrá riesgo de sobredosis.

Multiplicación

Se multiplica por semillas en primavera o verano. Estas se han de poner en macetas o bandejas con sustrato para cactus, o bien con vermiculita. Tenlo en una zona luminosa, a ser posible con luz filtrado, y mantén la tierra humedecida.

De ir todo bien, germinarán en unos diez-catorce días.

Trasplante

Si quieres plantarlo en el jardín o cambiarlo de maceta, has de hacerlo en primavera.

Plagas

Puede verse atacado por cochinillas en verano. Afortunadamente, si se detectan a tiempo se quitan con facilidad con tierra de diatomeas. Para ello, has de pulverizar/rociar con agua todo el cactus, y luego echarle por encima el producto.

Rusticidad

Cephalocereus senilis se ve muy bonito en un jardín

Imagen – Wikimedia/Frank Vincentz

El Cephalocereus senilis es un cactus que, una vez llega a la edad adulta, soporta el frío, y las heladas débiles. En donde vivo las temperaturas suelen bajar a los -2ºC en invierno, de forma puntual en el mes de febrero, y lo aguanta sin sufrir daños.

Pero si es joven sí que precisa algo de protección.

¿Qué te ha parecido esta especie?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.