Riego

¿Cómo regar cactus correctamente?

Tephrocactus articulatus var. papyracanthus
Tephrocactus articulatus var. papyracanthus

El riego es muy importante para los cactus, pero… ¿lo haces bien? Son muchas las personas que, por temor a perderlos, lo que hacen es simplemente echarles el agua de un pequeño vaso cada muchos días; hay otras, en cambio, que procuran que la tierra permanezca húmeda siempre. ¿Es correcto? Lo cierto es los extremos nunca lo son. 🙂

Para que no tengas problemas te voy a explicar cómo regar cactus correctamente, es decir, evitando esos polos opuestos que son igual de perjudiciales para estas pinchudas y preciosas plantas.

Hay que utilizar una regadera con ”flor”

Regadera de plástico con flor

La regadera con su flor es la herramienta de riego más eficaz y práctica. Si tenemos pocos cactus nos servirá una pequeña, de 1 o 2 litros, pero si tenemos una colección o vamos a tenerla pronto es más aconsejable hacerse con unas de 5l. Las hay de más grandes, pero una vez llenas son demasiado pesadas y pueden convertir una experiencia agradable en una molestia importante, además del riesgo que supone para aquellas personas que suelen sentir dolores en la espalda.

El agua debe salir por los agujeros de drenaje

Esto es fundamental. Si regamos tan sólo un poquito, o si pulverizamos la superficie de la tierra, las raíces no se hidratarán. Por este motivo, siempre es mejor echar agua hasta que la que no es absorbida salga por los agujeros de drenaje. Pero ojo, tenemos que fijarnos en que el preciado líquido va hacia abajo, es decir, que penetra en el sustrato.

En el caso de que se vaya rápidamente hacia los bordes tendremos un problema de fácil solución. De hecho, tan sólo tendremos que coger la maceta y meterla en un barreño con agua. De esta manera, el sustrato dejará de estar compacto, y podrá, de nuevo, volver a absorber el líquido que necesita el cactus para vivir.

No hay que ponerles un plato debajo

A los cactus no les gusta tener el agua encharcada en sus raíces; es más, si pasan mucho tiempo así lo normal es que se pudran y mueran. Por este motivo, está totalmente desaconsejado ponerles uno, a no ser que tengamos una buena memoria y nos acordemos siempre -repito, siempre- de retirar el agua que haya sobrado a los diez minutos de haber regado.

El agua de lluvia es la mejor para regar

Agua

Independientemente del tipo de planta que tengamos, el agua de lluvia es la mejor. La más pura y limpia que podemos encontrar. Pero claro, no todos podemos regar con esta agua, así que… ¿qué hacemos? Como los cactus tampoco son plantas muy exigentes, bastará con hacer lo siguiente:

  • Llenaremos un cubo con agua del grifo.
  • Lo dejaremos reposar una noche (o 12 horas).
  • Luego, rellenamos una regadera con el agua que esté más hacia la mitad superior.
  • Y por último regaremos con ella.

De esta manera, los residuos más pesados no perjudicarán a las plantas pues se habrá quedado en el fondo del recipiente.

Si necesitas saber cuándo regar, aquí tienes toda la información.

Ya sabes que si tienes alguna duda, puedes consultarla. 🙂

Artículos relacionados

Anuncios

Deja un comentario