Familia Crassulaceae

La Crassula ovata pertenece a la familia Crassulaceae

Todas las especies de animales y plantas pertenecen a lo que se conoce como familia. Si hablamos del reino vegetal, esta será botánica. Pues bien: de todas las familias que hay en el mundo de las suculentas, probablemente la que más importancia tiene, por tener especies preciosas y muy fáciles de cuidar, es la Crassulaceae.

Se estima que hay unas 1400 diferentes (sin contar con los cultivares e híbridos), que forman parte de 35 géneros. Y aunque se encuentran sobre todo por el hemisferio norte y en África meridional, diríamos que es (casi) imposible no tener alguna en cualquier colección de suculentas, de cualquier parte del mundo.

¿Cuáles son las características de las Crassulaceae?

Las Crassulaceae, o crasuláceas, son plantas herbáceas, subarbustivas, arbóreas y, rara vez, acuáticas. La mayoría de las especies vive en regiones áridas o semiáridas, donde el agua es escasa y las temperaturas pueden ser muy altas. Debido a ello, las hojas se convierten en depósitos del preciado líquido, gracias a los cuales se mantienen con vida durante los tiempos más difíciles.

Dichas hojas son simples, pero la disposición varía de una especie a otra: algunas son alternas, otras opuestas, algunas rosetas basales… El color también puede ser diferente, si bien es habitual que sean de alguna tonalidad verdosa. En cuanto a las flores, son hermafroditas, por lo general blanquecinas, y los frutos son secos, en cápsulas o folículos. En su interior contienen semillas pequeñas de color oscuro.

¿Cómo realizan la fotosíntesis? El metabolismo CAM

Estas plantas realizan la fotosíntesis de una manera diferente a como lo hacen, por ejemplo, los árboles o los arbustos que solemos ver en los jardines. Al vivir en zonas donde durante el día las temperaturas son muy altas, ahorrar agua es vital.

Por eso, han evolucionado para hacer la fotosíntesis en dos fases: la nocturna, en la cual absorben el dióxido de carbono y lo guardan en las vacuolas como ácido málico; y la diurna, en la que se libera este ácido al interior de las plantas para que se forme hidratos de carbono, los cuales son su alimento.

Principales géneros de la familia Crassulaceae

Los géneros de crasuláceas más importantes y populares son los siguientes:

Adromischus

Los Adromischus son plantas crasas

Imagen – Wikimedia/Petar43

Los Adromischus son plantas crasas muy pequeñas, que alcanzan los 2-5 centímetros de altura como máximo, endémicas del sur de África. Las hojas son carnosas, con forma redondeada, planta o cuneiforme. Sus flores surgen del centro de cada individuo, forman una espiga.

Se estima que hay 28 especies aceptadas, de entre las cuales la Adromischus cooperi es la más común.

Aeonium

Los Aeonium son plantas subarbustivas

Los Aeonium son un género de plantas subarbustivas originarios de las Islas Canarias sobre todo, pero también de Madeira, Marruecos y de la parte oriental de África. Sus hojas son más o menos planas, de color verde o marronáceo, y suelen desarrollar un tallo de unos 30 centímetros de altura de media.

Hay 75 especies aceptadas, siendo la especie tipo Aeonium arboreum.

Cotyledon

El Cotyledon forma parte de la familia Crassulaceae

Imagen – Wikimedia/JMK

Los Cotyledon son plantas endémicas del sur de África, cuyas hojas son carnosas, y de color y forma muy diversos (las hay verdes, glaucas, con forma redondeada o alargada, etcétera). Algunos pueden alcanzar una altura de 60 centímetros. Las flores surgen de un tallo floral, y son por lo general anaranjadas.

Hay 12 especies aceptadas, siendo la más conocida el Cotyledon orbiculata.

Crassula

La Crassula es una planta suculenta arbustiva

El género de las Crassula se encuentra representado en muchas partes del mundo, pero las variedades que más se cultivan son de Sudáfrica. Pueden alcanzar una altura de 20 centímetros, o de hasta 2,5 metros. Las hojas son carnosas, perennes o caducas, y las flores se agrupan en inflorescencias.

Hay un total de 620 especies. De estas, unas de las más populares son la Crassula ovata y Crassula arborescens.

Echeveria

Las Echeveria son crasuláceas perennes

El género de las Echeveria es uno de los favoritos, por lo que he podido ir comprobando participando en foros de plantas, así como en grupos de Facebook de suculentas. Son herbáceas que viven en el suroeste de Estados Unidos, México, Centroamérica y el norte de Sudamérica. Las hojas son carnosas, algo redondeadas, y de colores diversos (verdosos, azulados, rosados). Del centro de cada roseta brota un tallo floral, también carnoso, con flores hermafroditas de color rojo, naranja, amarillo, blanco, verde o rosa.

Se estima que hay 393 especies, siendo la especie tipo Echeveria coccinea. Para cultivar en una terraza, recomendamos Echeveria elegans, Echeveria laui y/o Echeveria subrigida.

Kalanchoe

El Kalanchoe es una crasulácea perenne

Imagen – Wikimedia/Forest & Kim Starr

Los Kalanchoe son arbustos o herbáceas, por lo general perennes aunque hay algunos anuales o bienales, nativas tanto del Viejo como del Nuevo Mundo, aunque son especialmente abundantes en Madagascar. Alcanzan alturas que, o bien no superan el metro, o bien pueden llegar a los 6 metros. Las hojas son carnosas, de color verdoso, y los bordes serrados, crenados o con forma de dientes. Sus flores surgen en panículas, corimbos o cimas, y son de color naranja o rojizo.

Hay 125 especies, siendo las que hemos seleccionado para ti las siguientes: Kalanchoe beharensis, Kalanchoe orgyalis y Kalanchoe pinnata.

Sedum

El Sedum es un género de plantas crasuláceas

El género de los Sedum se compone de plantas anuales o perennes que viven en las regiones templadas o incluso frías de alrededor del mundo. Las hojas son carnosas, planas o cilíndricas, de colores diversos. Las flores son hermafroditas, normalmente de color amarillo.

Hay unas 400 especies aceptadas, como el Sedum acre o el Sedum album.

Sempervivum

Los Sempervivum son herbáceas suculentas

Terminamos con el género Sempervivum. Es originario de Europa occidental, y crece formando rosetas de hojas carnosas, más o menos triangulares, de color verdoso. Las flores se agrupan en inflorescencias y son amarillas, rojizas o rosadas dependiendo de la variedad. Tras la floración, esa roseta se muere.

Hay unas 30 especies, de las que destacamos Sempervivum arachnoideum y Sempervivum tectorum.

¿Qué te parecen las plantas de la familia Crassulaceae?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.