Cactus lanudo (Espostoa lanata)

Las espinas de la Espostoa lanata son agudas

Seguro, o casi seguro, que has ido alguna vez a un vivero y has visto ejemplares de cactus columnares con numerosos pelos blancos y aparentemente sin espinas o con muy pocas. Pues bien, estas plantas se conocen con el nombre científico de Espostoa lanata, apellido que hace referencia a la cantidad de esos pelos o fibras que cubren su cuerpo.

Aunque ese es el nombre oficial, entre ‘amigos’ se llama cactus lanudo o cactus cabeza de viejo, entre otras cosas. Pero, tenga el nombre que tenga, su mantenimiento es bastante sencillo. Por eso, a continuación vamos a hablarte largo y tendido sobre esta curiosa cactácea.

Origen y características de la Espostoa lanata

Se trata de un cactus columnar con porte ramificado originario del norte de Perú y de Ecuador, en concreto de la Provincia de Loja. Puede alcanzar una altura de hasta 5 metros, y desarrolla ramas de hasta 12 centímetros de diámetro. Presenta entre 20 y 30 costillas, en las que se encuentran areólas blancas y con forma circular de las que brotan varias espinas radiales cortas, agudas y amarillentas, y dos espinas centrales robustas y amarillas que miden de 4 a 8 centímetros de largo. Sus flores son blancas, de 3 a 6 centímetros de diámetro, y se abren por al anochecer.

Popularmente se le conoce como cacto del anciano peruano, cactus lanudo, cactus cabeza de viejo, chuna del Perú, o piscol colorado de Quito. En cambio, su nombre científico es Espostoa lanata.

¿Cuáles son los cuidados que necesita?

Si te animas a tener un ejemplar, te recomendamos cuidarlo del siguiente modo:

Ubicación

Es un cactus que tiene que estar en el exterior, en una zona donde le dé la luz del sol durante todo el día. De todas formas, debes de tener muy en cuenta que si lo compras en un vivero donde estaba protegido, tú has de acostumbrarlo poco a poco y de forma gradual a la exposición directa del sol, pues de lo contrario se quemaría.

Si se tiene dentro de la vivienda acabaría etiolándose, es decir, doblándose y creciendo en dirección de una fuente de luz, algo que lo debilitaría mucho.

Tierra

Precisa tierras arenosas para que el drenaje del agua sea rápido. Es muy sensible al exceso de riego, y es por eso por lo que te aconsejamos lo siguiente:

  • Maceta: rellénala con pómice, arena de cuarzo, kiryuzuna o si lo prefieres gravilla de construcción de un grosor de 1 a 4mm mezclado con un 30% de turba negra.
  • Jardín: haz un agujero de plantación de unos 50 x 50 centímetros, y rellénalo con algún sustrato o mezcla mencionada antes.

Riego

El riego ha de ser muy escaso: una o máximo dos veces por semana en verano, y cada 10 a 20 días el resto del año. En caso de duda, es mejor que no riegues hasta que no pasen unos días, o que compruebes la humedad del sustrato o de la tierra introduciendo un palo delgado de madera, o si lo tienes en maceta, pesándola una vez regada y de nuevo al cabo de unos días.

Muy importante: evita en el encharcamiento. Si está en un recipiente, este ha de tener agujeros en la base, y NO tener un plato debajo, pues de lo contrario las raíces se pudrirán.

Abonado

Desde comienzos de primavera hasta finales del verano es interesante abonarlo con Nitrofoska azul o con un fertilizante líquido para cactus, siguiendo las indicaciones especificadas en el envase del producto. Así, conseguirás que sus raíces absorban los nutrientes que necesita para poder crecer y tener un excelente desarrollo.

Multiplicación

Vista de la Espostoa lanata

Imagen – Flickr/Megan Hansen // En el centro de la imagen hay una Espostoa lanata

La Espostoa lanata se multiplica por semillas en primavera y por esquejes en primavera-verano:

Semillas

Las semillas se siembran en semilleros de poca altura con sustrato universal mezclado con perlita a partes iguales, procurando que no queden amontonadas. Luego, se cubren con una fina capa de tierra o con, por ejemplo, arena de cuarzo, y se riega.

Por último solo queda colocar el semillero en el exterior, a ser posible a pleno sol o, en su defecto, en una zona muy luminosa. Así, manteniendo la tierra húmeda, y evitando los cambios bruscos de temperatura, germinarán en unos 5 a 10 días.

Esquejes

Cuando el cactus lanudo va adquiriendo cierta edad, tiende a producir ramas. Estas se pueden cortar y colocar en una zona luminosa pero protegidas del sol directo durante una semana para que la herida se seque, y luego plantarlas en macetas individuales con arena volcánica como la kiryuzuna por ejemplo.

Para tener una mayor probabilidad de éxito, es muy aconsejable impregnar la base del esqueje con hormonas de enraizamiento antes de plantarlo. Si todo va bien, en unos 15 días empezará a emitir sus propias raíces.

Plagas y enfermedades de la Espostoa lanata

En general es bastante resistente, pero hay que controlar mucho los riegos ya que el exceso de agua debilita sus raíces, que terminan atrayendo a los hongos, los cuales acaban por pudrirlas.

Rusticidad

Soporta bien el frío y las heladas débiles de hasta los -2ºC.

¿Dónde comprar?

Puedes adquirir tu ejemplar en viveros o semillas desde aquí:

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.