Tabaiba dulce (Euphorbia balsamifera)

La Euphorbia balsamifera es un arbusto suculento

La Euphorbia balsamifera es un arbusto suculento que podrás plantar en tu jardín seco o bien en una maceta. Es muy resistente a la sequía e incluso soporta sin problemas el viento procedente del mar, motivo por el que si vives en la costa o cerca de ella no tendrás que preocuparte por nada.

Además, su copa ramifica mucho, y de ellas brotan hojas que, aunque son pequeñas, son tan numerosas que hacen que se vea cada vez más densa. Anímate a descubrirla.

Origen y características de la Euphorbia balsamifera

La tabaiba dulce es un arbusto perennifolio

Imagen – Wikimedia/Frank Vincentz

Se trata de una planta perennifolia conocida como tabaiba dulce que podemos encontrar en las Islas Canarias, en África (concretamente en el Sáhara) y en Arabia. Vive en regiones donde llueve poco y hace mucho calor, con temperaturas máximas que rondan los 30-50ºC de máxima. Crece hasta el metro de altura aproximadamente, y tiene una copa redondeada, ancha y compacta puesto que ramifica desde casi la base.

A diferencia de otras euforbias, nuestra protagonista produce las inflorescencias con una sola flor terminal. Esta es amarilla y pequeña, de más o menos 1 centímetro de diámetro, y brota durante la primavera.

¿Qué usos tiene?

La Euphorbia balsamifera es una planta que puede usarse tanto en un jardín como en una maceta. En el jardín quedará preciosa en la rocalla por ejemplo, o en el área donde tengas los cactus y otras suculentas. Si prefieres tenerla en maceta, va a embellecer tu patio o terraza.

Pero además, las tribus indígenas de las Islas Canarias, en concreto los guanches, se cree que usaron la savia para mantener limpios sus dientes. Hoy en día sigue siendo muy apreciada; de hecho, es el símbolo natural vegetal de la isla de Lanzarote.

¿Cómo se cuida la tabaiba dulce?

La Euphorbia balsamifera es una planta suculenta

Imagen – Wikimedia/Frank Vincentz

La Euphorbia balsamifera es una planta muy interesante. Es apta para principiantes, ya que puede (y de hecho, debe) vivir con poca agua, así que no necesita apenas cuidados. Pero por si acaso te surgen dudas, queremos ayudarte. Vamos a explicarte todo lo que has de saber para mantener tu tabaiba dulce:

Ubicación

Esta es una planta se ha de poner en una zona expuesta al sol de forma directa. Es muy importante que no le falte luz, ya que de lo contrario no va a crecer como debería y podríamos perderla. Por eso, lo mejor es que se tenga en el exterior.

No tiene raíces peligrosas para otras plantas ni tampoco puede romper nada. Ahora bien, si se va a plantar en tierra sí que aconsejamos que se ponga a medio metro o algo más de muros o paredes para que de este modo pueda tener un desarrollo normal.

Tierra

  • Jardín: crece en suelos arenosos y también puede hacerlo en los hay muchas piedras. En aquellas tierras pesadas y compactas hay que cavar un hoyo de unos 50 x 50cm y llenarlo con tierra para suculentas.
  • Maceta: el sustrato a usar puede ser uno específico para cactus y crasas (en venta aquí). También tienes la opción de mezclar turba con perlita a partes iguales. Eso sí, la maceta ha de tener agujeros en su base.

Riego

El riego de la Euphorbia balsamifera ha de ser muy escaso. Solo durante el verano habrá que estar más pendientes, pero así y todo solo hay que regar cada vez que la tierra esté muy seca. Es una planta que resiste la sequía, pero si se diera el caso de que recibe más agua de la que necesita, podría pasarlo mal ya que sus raíces no están preparadas para soportar el exceso de agua.

Abonado

¿Quieres que crezca un poco más rápido y que no le falte ningún nutriente? De ser así lo tienes fácil: abónala con un abono para suculentas (en venta aquí) en primavera y hasta finales del verano. Pero sigue las indicaciones de uso, ya que si la dosis es mayor de la indicada las raíces se quemarán, y si es menor apenas notarás sus efectos.

Si está en maceta usa un abono líquido para que, así, pueda ser absorbido más rápido y sin que las características del sustrato cambien. En caso de tenerla en el suelo, puedes usar cualquier tipo de abono (líquido, granulado o en polvo).

Multiplicación

La Euphorbia balsamifera es una planta perenne

Imagen – Wikimedia/Jose Mesa

Para propagar a la tabaiba dulce lo que se hace con frecuencia es cortar una rama en primavera y plantarla en una maceta con turba mezclada con perlita al 50%. Se coloca en un lugar en el que haya mucha luz pero sin que le dé de manera directa, y se va regando cada vez que el sustrato se vea seco.

La planta produce semillas, pero es difícil conseguirlas puesto que son pequeñas y tienen una vida corta. En caso de que tengas suerte y las adquieras, siémbralas lo antes posible en macetas con tierra para suculentas en un lugar soleado.

Rusticidad

Es un arbusto que resiste las heladas muy suaves y puntuales de hasta los -2ºC.

¿Conocías a la Euphorbia balsamifera?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.