Cardón canario (Euphorbia canariensis)

Vista de la Euphorbia canariensis en hábitat

Imagen – Wikimedia/Frank Vincentz

A veces pasa que vemos plantas en los viveros que, supuestamente, se han de quedar pequeñas, pero que a medida que crecen nos van sorprendiendo, como es el caso de la Euphorbia canariensis. Si has estado en el archipiélago o en un jardín botánico, seguramente ya sepas que esta especie llega a ocupar bastante espacio, pero si no… lo normal es que ese tallito que compraste hace un tiempo te pida, más tarde o más temprano, que lo plantes en el suelo, o como mínimo, a la maceta más grande y ancha que encuentres.

Pero, ¿sabes cómo cuidarlo? Si tienes dudas, no te preocupes, que en este artículo te voy a hablar largo y tendido sobre una de las plantas más bonitas y fáciles de mantener que se pueden cultivar en los jardines de suculentas.

Origen y características

La Euphorbia canariensis es una suculenta autóctona de Canarias

Imagen – Flickr/scott.zona

Conocido como cardón o cardón canario, es una planta que pertenece a la familia botánica Euphorbiaceae, y que se encuentra en todas las islas del archipiélago canario excepto en Lanzarote, a una altitud que va desde los 100 a los 900 metros. Es, según una ley del Gobierno de Canarias, símbolo natural de la isla de Gran Canaria. La especie fue descrita por Carlos Linneo y publicado en Species Plantarum en el 1753.

Alcanza una altura de hasta 4 metros, y un ancho máximo de 150m2. Tiene porte candelabriforme, o lo que es lo mismo, sus tallos crecen de tal manera que adoptan una forma de candelabro. Dichos tallos son cuadrangulares, de color verdoso-glauco y con sus costados armados con espinas muy cortitas. Sus flores son muy pequeñitas, por lo que no tienen gran valor ornamental.

Al igual que todas las euforbia, contiene un látex en su interior que es tóxico.

¿Cuáles son sus cuidados?

Las flores de la Euphorbia canariensis son pequeñas

¿Quieres tener un ejemplar? O, ¿ya tienes uno? Si es así, te recomendamos cuidarlo del siguiente modo:

Ubicación

El cardón canario tiene que estar en el exterior a ser posible, en una zona donde le dé la luz directa. Pero ojo, importante, si lo tenían en una zona protegida, acostúmbralo al astro rey poco a poco y de forma gradual pues de lo contrario se quemaría con rapidez.

Tierra

Depende de dónde lo vayas a tener:

  • Maceta: puedes rellenarla con sustrato de cultivo universal mezclado con perlita a partes iguales, pero para que crezca mejor usa pómice, akadama o similares, que son arenas volcánicas que hacen que tanto el enraizamiento como el drenaje del agua sean perfectos.
  • Jardín: siempre que tenga buen drenaje, estará bien. Si no es el caso de suelo que tú tienes, haz un agujero de plantación de al menos 1m x 1m, cúbrelo con malla de sombreo y rellénalo con pómice. Verás qué guapo se pone y lo bien que crece 😉 .

Riego

La Euphorbia canariensis es una planta de rápido crecimiento

Imagen – Wikimedia/H. Zell

El riego tiene que ser más bien escaso, pero sin llegar al extremo de no regarlo nunca. Durante los meses cálidos se debe regar una media de 1-2 veces por semana, mientras que el resto del año con un riego cada 10-15 días podría tener suficiente. En caso de duda, ten presente que una planta con exceso de agua es mucho más difícil de recuperar que una que está seca, especialmente si hablamos de suculentas, por lo que no tengas miedo de esperar unos días a volver a regar.

Otra cosa importante que debes saber es que, cuando riegues, tienes que estar echando agua hasta que se salga por los agujeros de drenaje, puesto que de lo contrario no estarías regando, sino simplemente echando agua y eso sería un problema. Todas las raíces deben de hidratarse para que la Euphorbia canariensis tenga su sed saciada.

Y por cierto, en caso de cultivarlo en maceta, si ves que el agua se va hacia los lados, es decir, entre lo que es el sustrato y el recipiente, cógelo y mételo en un barreño con agua durante unos minutos, hasta que la tierra esté bien empapada.

Artículo relacionado:
Todo lo que tienes que saber sobre el riego de suculentas

Multiplicación

El cardón canario se multiplica por esquejes de tallo en primavera-verano. La manera de proceder es muy sencilla:

  1. Corta un tallo de unos 40cm de largo y deja secar la herida en un lugar seco y protegido del sol por una semana o diez días.
  2. Pasado ese tiempo, plántalo en una maceta con pómice por ejemplo, y coloca dicho recipiente en el exterior, en semisombra.
  3. Ahora solo te quedará regar.

Para tener una mayor probabilidad de éxito, puedes impregnar la base del tallo con hormonas de enraizamiento que venden en viveros y centros de jardinería. Si todo va bien -algo que es probable que pase 😉 – emitirá sus propias raíces en un par de semanas.

Plagas y enfermedades

Es muy resistente, tanto que el único problema que puede tener son los hongos oportunistas que aparecen cuando se riega en exceso. Por ello, hay que controlar los riegos, y si se está pudriendo, cortar por lo sano, tratar con fungicida y dejar secar una semana antes de volver a plantarla en maceta.

Rusticidad

La Euphorbia canariensis resiste el frío y las heladas débiles y de corta duración de hasta los -4ºC, pero de joven necesita protección contra el granizo y las nevadas.

La Euphorbia canariensis es una suculenta grande

¿Qué te ha parecido el cardón canario?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.