Euphorbia ingens

Vista de la Euphorbia ingens en hábitat

Imagen – Wikimedia/Harvey Barrison from Massapequa, NY, USA

La Euphorbia ingens, cuando la vemos jovencita, cuesta imaginar que con el paso de los años se puede llegar a convertir en un árbol bastante grande. Pero así es. Se trata de una especie que necesita espacio para poder crecer, de modo que es muy interesante para los jardines medianos o grandes.

El mantenimiento no es muy difícil, aunque hay que tener cuidado con los riegos pues le perjudican seriamente los encharcamientos. Pero quizás eso sea una ventaja: no tendrás que preocuparte de regarla pues resiste muy bien la sequía. ¿La conocemos?

Origen y características de la Euphorbia ingens

Vista del tallo de la Euphorbia ingens

Imagen – Wikimedia/Zeynel Cebeci

Se trata de un árbol endémico del sur de África, donde habita en las regiones tropicales, más bien secas, y cálidas. Puede alcanzar una altura de hasta 15 metros de altura, con una copa muy densa formada por tallos que se disponen de tal manera que su aspecto en su conjunto adquiere forma candelabriforme. Dichos tallos son largos, de más de un metro, y de unos 4-6cm de grosor, de color verde. El tronco es recto, con la corteza lisa.

Como curiosidad, decirte que los ejemplares adultos pueden llegar a pesar varias toneladas. Es, sin ninguna duda, uno de los árboles predominantes de esa zona del continente africano.

¿Cuáles son sus cuidados?

Si te animas a tener un ejemplar, te recomendamos cuidarlo del siguiente modo:

Clima

El clima para poder cultivarlo todo el año en el exterior debe ser cálido, sin heladas o muy, muy suaves. Por propia experiencia afirmo que resiste sin problemas hasta los -2ºC, siempre que sean heladas débiles, puntuales y de corta duración.

Si en tu zona hace más frío, deberás de proteger a la Euphorbia ingens en un invernadero climatizado o en el interior de casa, en una habitación luminosa y alejada de las corrientes de aire.

Tierra

  • Maceta: se aconseja rellenar con sustratos arenosos, como pómice por ejemplo (en venta aquí). De todos modos, no es una planta que se pueda cultivar durante toda su vida en una maceta.
  • Jardín: la tierra tiene que tener buen drenaje, por eso si la que tienes se compacta mucho, lo ideal es hacer un agujero de al menos 1m x 1m, y rellenarlo con pómice.

Riego

Escaso. Riega solo cuando la tierra esté casi o completamente seca. Si está en maceta, debes estar regando hasta que el agua se salga por los agujeros de drenaje; y si está en el suelo, échale los litros que sean necesarios hasta que veas que la tierra está bien húmeda.

No tienes que mojar los tallos, y menos si en ese momento le da el sol de manera directa pues se podrían quemar y/o pudrir. Además, si la tienes en maceta con un plato debajo, debes de retirarle el agua que haya sobrado a los 20 minutos de haber regado, puesto que de lo contrario sus raíces podrían morir asfixiadas.

Abonado

La Euphorbia ingens es un árbol suculento

Durante toda la temporada cálida del año es muy recomendable abonar con abonos específicos para suculentas (en venta aquí) siguiendo las indicaciones especificadas en el envase del producto.

Multiplicación

La Euphorbia ingens se multiplica por esquejes de tallo en primavera-verano siguiendo este paso a paso:

  1. Primero, corta un tallo por la parte que se une al resto de la planta, con un cuchillo previamente desinfectado con alcohol de farmacia.
  2. Luego, déjalo secar en semisombra, en un rincón donde quede protegido de unas eventuales lluvias, de unos 7 a 10 días.
  3. Pasado ese tiempo, impregna su base con hormonas de enraizamiento (en venta aquí), y rellena una maceta con pómice.
  4. Luego, planta el tallo (sin clavarlo) en el centro de la maceta.
  5. Por último, riega y coloca la maceta en el exterior, en semisombra.

Si mantienes el sustrato húmedo, regándolo unas 2 veces por semana, emitirá sus propias raíces al cabo de unos 20 días. Pero deberás tenerlo en esa maceta hasta que veas que se le salen por los agujeros de drenaje puesto que así podrá obtener la energía necesaria para poder seguir adelante.

Plagas y enfermedades

No tiene, pero si se riega en exceso los hongos le perjudicarán. Así que para evitarlo, no dudes en comprobar la humedad de la tierra antes de regar.

Época de plantación o trasplante

Podrás plantarla en el jardín en primavera, en cuanto la temperatura mínima sea superior a los 15 grados centígrados. Si la tienes en maceta, trasplántala cada 2 o 3 años, a otra que sea unos cinco centímetros mayor.

Rusticidad

Resiste heladas débiles y puntuales, pero la tierra tiene que estar seca. Asimismo, necesitará protección contra el granizo, especialmente de joven. Por este motivo, en caso de vivir en una zona donde los inviernos son fríos, tienes que protegerla con una tela antiheladas o bien dentro de la vivienda hasta que regrese el buen tiempo.

Imagen – Wikimedia/Alandmanson

¿Qué te ha parecido la Euphorbia ingens? ¿Habías visto fotos de algún ejemplar adulto?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.