Tabaiba salvaje (Euphorbia regis-jubae)

La tabaiba salvaje es un arbusto suculento

Imagen – Wikimedia/Frank Vincentz

La Euphorbia regis-jubae es un pequeño arbusto suculento que rara vez está a la venta, pero que pienso que es interesante conocer. No supera los dos metros de altura, y es una especie capaz de resistir la sequía.

Tiene flores amarillas y relativamente grandes, algo inusual en las euforbiáceas, las cuales suelen ser muy pequeñas. Esto hace que sea una planta decorativa, con un valor ornamental alto.

Origen y características de la Euphorbia regis-jubae

La Euphorbia regis-jubaea es un arbusto canario

Imagen – Wikimedia/Frank Vincentz

Nuestra protagonista es una planta originaria de las Islas Canarias, en concreto de Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura. También crece en Marruecos y en el oeste del Sáhara. Alcanza una altura de 2 metros y ramifica desde la base de las ramas, a muy poca distancia del suelo. Carece de espinas, pero sí que contiene látex el cual puede causar irritación, enrojecimiento y/o picor al entrar en contacto con la piel. Por este motivo, al manipularla se deben usar guantes de goma, así tendremos las manos protegidas.

Las flores miden más o menos un centímetro de diámetro, son amarillas y se agrupan en inflorescencias con forma de paraguas. Tienen brácteas, que son hojas modificadas que cumplen la misma función que los pétalos (la de atraer a los polinizadores), y se caen antes que el fruto termine de madurar. La tabaiba salvaje florece desde diciembre hasta mayo en el hemisferio norte.

¿Cómo se cuida?

Es una planta que puede usarse para decorar jardines y terrazas. Tanto si se opta por tenerla en el suelo o en una maceta, de buen seguro que se va a ver muy bonita ya que, como vamos a ver, es muy fácil de cuidar.

¿Dónde ponerla?

La Euphorbia regis-jubae es una suculenta que se ha de colocar a la intemperie. Es importante que esté en una zona en la que le dé la luz del sol, de lo contrario sus ramas se debilitarían y las hojas dejarían de estar verdes y firmes.

Asimismo, hay que tener en cuenta que no debe de tener plantas grandes alrededor que le den sombra, ni que ella tampoco ha de quitarle a las que necesiten luz directa.

¿Qué tierra necesita?

  • Si va a estar en el suelo, es necesario que la tierra sea ligera. Hay que evitar plantarla en un suelos pesados, compactos, y con mal drenaje, ya que si lo hacemos las raíces morirán asfixiadas.
  • Si va a estar en maceta, se podrá llenar con sustrato para suculentas. Asimismo, es importante que el recipiente donde vaya a estar tenga agujeros en su base.

¿Cuándo regar a la Euphorbia regis-jubae?

La flor de la Euphorbia regis-jubae es amarilla

Imagen – Wikimedia/Frank Vincentz

Ocasionalmente. Hay que regar únicamente cuando la tierra esté seca. En general, se tiene que hacer cada 4 o 5 días en verano, y cada 10 o 15 días el resto del año.

Pero dependerá del clima y de si se tiene en maceta o en el jardín, ya que si por ejemplo el clima es seco y está plantado en el suelo, va a aguantar más días sin agua que si está en una maceta.

¿Se ha de abonar?

Es recomendable, sí. Muy especialmente si la vas a tener en maceta, ya que las raíces van agotando los nutrientes que hay en el sustrato desde el primer día. Pero ojo, no hay que abonar en cualquier época del año: solo se hará durante aquellos meses en los que haga buen tiempo, con temperaturas superiores a los 20ºC.

Al finalizar el verano, cuando el tiempo empiece a refrescar, se ha de dejar abonar ya que la Euphorbia regis-jubae entrará en reposo. Durante el otoño y el invierno esta planta apenas crece, de hecho, lo único que va a hacer es realizar sus funciones vitales básicas (respiración y transpiración) para mantenerse con vida.

Para abonarla puedes usar fertilizantes específicos para suculentas líquido (en venta aquí). Siempre que se use siguiendo las indicaciones del fabricante, va a serle de gran utilidad, pues le permitirá tener un crecimiento correcto.

¿Cuándo se ha de plantar en el suelo o cambiar de maceta?

La Euphorbia regis jubae es una planta suculenta

Imagen – Wikimedia/Frank Vincentz

Dado que es una planta a la que le gusta el calor, lo haremos en primavera, una vez que la temperatura mínima supere los 20ºC. Si queremos plantarla en el suelo, le buscaremos una zona soleada, y cavaremos un hoyo lo suficientemente profundo para que pueda caber bien, sin que quede alta con respecto al suelo. Luego, procederemos a plantarla llenando el agujero con tierra para suculentas (en venta aquí).

Por el contrario, si vamos a cambiarla de maceta, se le buscará una que mida unos 5 centímetros de diámetro y de alto más que la que ya tiene, y usaremos también sustrato para cactus y crasas para plantarla.

¿Tiene plagas y/o enfermedades?

No. Quizás pueda atacarle alguna cochinilla, pero nada que deba preocuparnos. Además, en caso de verle alguna plaga siempre se puede quitar con un paño húmedo.

¿Cuál es su resistencia al frío?

La Euphorbia regis-jubae soporta las heladas de hasta los -6ºC, pero es mejor que no baje de los -2ºC.

Y con esto ya terminamos. Esperamos que te haya gustado lo que has leído sobre esta curiosa planta arbustiva.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)