Euphorbia suzannae

La Euphorbia suzannae es una suculenta pequeña

Imagen – Wikimedia/Jacopo Werther

El género de las euforbia está compuesto por varios tipos de plantas: herbáceas, árboles y arbustos. Una de las especies más populares es la Euphorbia suzannae, la cual es una suculenta se puede cultivar en jardines cálidos, tropicales o subtropicales.

Si vas a un vivero seguramente la encontrarás en la estantería donde tienen cactus y crasas, de modo que seguro que te será muy fácil localizarla. Además, tiene características que hacen que sea sencillo identificarla, tal y como vamos a ver a continuación.

Origen y características de la Euphorbia suzannae

La Euphorbia suzannae es una crasa sensible al frío

Imagen – Wikimedia/Winfried Bruenken (Amrum)

La Euphorbia suzannae es una herbácea de tallos verdes y suculentos originaria de Sudáfrica. Carece de espinas; sin embargo, sí que está protegida por púas carnosas, pero no te preocupes que no hacen daño. La altura total de la planta es de unos 10-20 centímetros, aunque has de saber que forma grupos de unos 20-25 centímetros de ancho.

Sus flores brotan en primavera, y son amarillas. Surgen de la parte superior de los tallos. Pero para ello necesita que el clima sea cálido,, pues de lo contrario le costará hacerlo.

¿Cómo se cuida?

Es una planta que queda muy bien en una jardinera con otras suculentas pequeñas, así como en una maceta ancha y baja sobre una mesa. Su ritmo de crecimiento no es muy rápido, de modo que no hay que trasplantarla con frecuencia, puesto que además hablamos de una euforbia que no crece mucho.

Asimismo, hay que saber que es adecuada para aquellos que llevan poco tiempo cuidando plantas suculentas y quieren especies de fácil cultivo. Resiste la sequía, tanto es así que podrás irte de vacaciones unos días puesto que, al volver, te la encontrarás igual que como la viste por última vez.

Pero a veces pueden surgir problemas, así que qué mejor que tener a mano una guía de cuidados para saber todo lo que hay que hacer para que esté sana:

Ubicación

Enseguida que lleguemos a casa con tu suculenta tienes que ponerla o bien en una habitación en la que haya mucha claridad, o bien en el exterior en semisombra. La elección es tuya, pero sí que te recomendamos cultivarla dentro de casa si en tu zona hay heladas; aunque también es interesante tenerla fuera en primavera y verano, y en interior durante los meses fríos.

Tierra o sustrato

La Euphorbia suzannae es verde o variegada

Imagen – Wikimedia/Frank Vincentz // Euphorbia suzannae f variegata

La Euphorbia suzannae es una planta a la que no le gustan los encharcamientos. Por este motivo, se debe plantar en suelos arenosos, ligeros, y que por lo tanto filtren el agua con rapidez. En tierras muy compactadas los granitos que las forman están muy juntos, por lo que el aire no circula bien. Y esto es un problema para las raíces, ya que pueden morir asfixiadas.

Si se opta por tenerla en una maceta, también es importante que se tenga en cuenta lo que acabamos de mencionar. Hay sustratos que son buenos para la planta, pero hay otros muchos que no. Elegir uno que sea ligero y lleve perlita, como este, facilitará el enraizamiento de la euforbia; no así si tiene un porcentaje muy alto de turba negra.

Riego

Escaso. Hay que regar muy poco para que la planta no se reblandezca. Más o menos, se hará dos veces a la semana durante el verano, y el resto del año solo cuando veas que la tierra está muy seca. Eso sí, hay que tener especial cuidado en invierno, especialmente si llueve con frecuencia y/o si la humedad es muy alta. De hecho, podría ser beneficioso para ella regarla solo una vez cada 15 días, o incluso cada 20.

Pero ojo: que haya que regarla poco no significa que se tenga que echar poca cantidad de agua. Nada más lejos de la realidad. A la hora de regar siempre hay que echarle hasta que la tierra esté bien húmeda; es decir, hasta que salga por sea filtrada y absorbida, para terminar saliendo por los agujeros de la maceta.

Abonado

En primavera y en verano se puede abonar con cualquier abono o fertilizante para suculentas. Son especialmente aconsejables los líquidos si la planta está en maceta (como este), ya que así sus efectos se notarán antes al ser absorbidos con más rapidez.

Por el contrario, si va a estar en el suelo, podrás usar abonos granulados o en polvo. Sigue las indicaciones del fabricante, así seguro que no habrá problemas.

Multiplicación

Se multiplica por semillas, y a veces también por esquejes aunque es difícil que enraíce. En cualquier caso, se hace en primavera-verano.

Trasplante

La Euphorbia suzannae es una crasa que necesitará pocos cambios de macetas a lo largo de su vida: solo cuando se compre, y de nuevo dos o tres veces más. La maceta ha de tener agujeros en su base, puesto que así al regar el agua podrá salir. De este modo, se evita que se pudra.

Rusticidad

Es sensible al frío. No se ha de tener en el exterior si baja de los 15ºC.

La Euphorbia suzannae es una planta carnosa

Imagen – Flickr/Zruda

¿Conocías a la Euphorbia suzannae?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.