Euphorbia trigona

Imagen – Wikimedia/Frank Vincentz

Pocas euforbias son tan populares como nuestra protagonista, y pocos son los que han visto alguna vez un ejemplar realmente adulto. El nombre por el que se la conoce es Euphorbia trigona, y es uno de los árboles suculentos que encontramos en el continente africano.

A pesar de su origen, por experiencia te puedo afirmar que es capaz de resistir bastante el frío e incluso las heladas débiles, pero… ¿alguna vez te has preguntado cuáles son los cuidados que necesita? Pues si es así, ya va siendo hora de responder a esa duda 🙂 .

¿Cómo es?

Imagen – Wikimedia/David J. Stang

Euphorbia trigona es una planta suculenta originaria de África sudoriental, concretamente del Río Graboon. Fue descrita por Philip Miller y publicado en The Gardeners Dictionary en el año 1768. Sus nombres comunes son árbol africano de leche y corona.

Crece hasta alcanzar una altura de 4-5 metros, con tallos erectos y divididos en segmentos de entre 4 y 6cm de diámetro. Sus espinas son espatuladas, de 2-4mm, de clor marrón rojizo. Tiene hojas de 3-5cm de largo, espatuladas y terminadas en un corto mucrón. Estas suelen permanecer en la planta si las condiciones de cultivo son adecuadas, es decir, si el clima es cálido y tiene un suministro regular de agua y abono.

Al igual que todas las especies del género, su interior contiene un látex que es tóxico, de modo que hay que tener especial cuidado si toca podarla, cambiarla de maceta o plantarla en el jardín.

¿Cómo se cuida?

No es difícil; de hecho, es una de la euforbias más sencillas de mantener. Pero si no tienes mucha expeiencia o no quieres correr ningún riesgo, entonces te recomiendo proporcionarle los siguientes cuidados:

Ubicación

Imagen – Wikimedia/David E Mead

La Euphorbia trigona es una planta amante del sol, o lo que viene a ser lo mismo: heliófila. El problema es que muchas veces se cultiva protegida del astro rey, incluso la he llegado a ver etiquetada como ”planta de interior”, lo cual es un error. Por eso, si nos hacemos con un ejemplar que no sabe lo que es estar expuesto a la luz del sol todo el día, tenemos que acostumbrarlo poco a poco, siguiendo los consejos que te ofrezco en este artículo.

Tierra

  • Jardín: la tierra ha de tener buen drenaje. En el caso de que sea muy compacta, habrá que hacer un agujero de plantación de 50cm x 50cm (mejor si es más grande) y rellenarlo con sustrato de cultivo universal mezclado con perlita a partes iguales.
  • Maceta: no es una planta que se pueda tener en maceta durante toda su vida, pero durante sus primeros años se puede cultivar en un recipiente con agujeros rellenado con sustrato de cultivo universal mezclado con perlita, o si se prefiere, con pómice.

Riego

La frecuencia de riego va a variar mucho no, muchísimo, a medida que vayan pasando los meses del año. Así y todo, hay que tener muy presente que resiste mejor la sequía que el encharcamiento. Entonces, para evitar problemas debemos de comprobar la humedad de la tierra antes de regar, por ejemplo introduciendo un palo delgado de madera (si al extraerlo sale prácticamente limpio, podremos regar), o pesando la maceta una vez regada y de nuevo al cabo de unos días (la tierra húmeda pesa más que la seca, por lo que esta diferencia de peso nos servirá para saber como guía).

En caso de duda, insisto, no regaremos, sino que esperaremos un par de días o tres antes de proceder a darle agua de nuevo. De todas maneras, hay que saber que en verano la regaremos, más o menos, una o máximo dos veces por semana, y el resto del tiempo cada 15 o 20 días.

Abonado

Durante la primavera y el verano hay que abonarla con abonos para cactus y otras suculentas siguiendo las indicaciones especificadas en el envase del producto. Podemos también en otoño si vivimos en una zona con clima cálido o suave.

Otra opción es abonarla con Nitrofoska azul, cada 15 días.

Multiplicación

La Euphorbia trigona se multiplica por semillas (difícil) y esquejes en primavera o verano. Veamos cómo proceder en cada caso:

Semillas

Lo que hay que hacer es:

  1. Rellenar una bandeja de unos 10,5cm de diámetro con agujeros con sustrato de cultivo universal mezclado con perlita a partes iguales, o con vermiculita.
  2. Regar a consciencia.
  3. Colocar las semillas sobre la superficie, y cubrirlas con una fina capa de sustrato.
  4. Regar, esta vez con un pulverizador.
  5. Situar la bandeja en el exterior, en semisombra.

Si todo va bien, germinarán en 2 o 3 semanas.

Esquejes

Es la técnica más usada. Tan solo hay que cortar un trozo, dejar secar la herida en semisombra por una semana, y luego plantarlo en una maceta con sustrato de cultivo universal mezclado con un 50% de perlita.

Para tener una mayor probabilidad de éxito, podemos regar con hormonas de enraizamiento, pero no es obligatorio.

En un mes máximo habrá emitido sus propias raíces.

Época de plantación o trasplante

La Euphorbia trigona se plantará en el jardín en primavera, cuando el riesgo de heladas haya pasado. Si se tiene en maceta, hay pasarla a otra mayor cada 2 años.

Plagas

Puede verse atacada por mosca blanca, la cual se controla bien con trampas adhesivas de color amarillo.

Rusticidad

Resiste heladas débiles y puntuales de hasta los -2ºC, pero es conveniente que no baje de los 0 grados y menos si es joven.

¿Qué te ha parecido la Euphorbia trigona?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*