Hatiora gaertneri

La Hatiora es un cactus colgante

Imagen – Wikimedia/FoeNyx

La Hatiora gaertneri (o como se la conoce ahora Schlumbergera gaertneri) es un cactus epífito caracterizado por producir flores muy bonitas, tanto es así que ha recibido el Premio de Mérito de Jardín de la Royal Horticultural Society (RHS).

Es una especie con un valor ornamental asombroso, ya que además su mantenimiento es relativamente sencillo. De hecho, aunque hay que estar un poco pendientes del riego, en realidad con unos cuantos consejos seguro que vas a conseguir que tu cactus crezca con salud.

Origen y características de la Hatiora gaertneri

La Hatiora gaertneri se puede cultivar en maceta

Imagen – Flickr/cultivar413

Nuestro protagonista es un cactus que se conoce popularmente con el nombre de cactus de Pascua o cactus de Pentecostés. Es originario del sureste de Brasil, en concreto de Paraná y Santa Catarina, donde vive a una altitud de 350-1300 metros sobre el nivel del mar. Es epífito, lo cual quiere decir que crece sobre las ramas de los árboles, aunque también es posible encontrarlo sobre rocas.

Los tallos se componen de varios segmentos llamados cladodios aplanados, de color verde y ramificados. No produce hojas, ya que la fotosíntesis es una tarea que realizan estos tallos, los cuales miden 4-7 centímetros de largo por 2-2,5 centímetros de ancho.

Sus flores miden unos 4-5 centímetros, y son de color escarlata, naranja, o rosado. Brotan en primavera, por lo general a principios o mediados de la estación.

¿Cuáles son los cuidados que necesita?

La Hatiora gaertneri es un cactus que puede darte muchas alegrías. Es muy interesante como planta de interior con luz, así como para balcones o jardines donde no haya heladas. Por eso, a continuación te explicaremos cómo se cuida:

Ubicación

  • Interior: es una especie que puede estar dentro de casa, en una habitación con luz pero no directa; es decir, no hay que ponerlo justo delante de una ventana pues se quemaría. Asimismo, ha de estar lejos de las corrientes de aire.
  • Exterior: se ha de tener en semisombra, pues si estuviera a pleno sol sufriría quemaduras.

Tierra o sustrato

Es un cactus que se cultiva tanto en macetas como en el jardín, de manera que la tierra varía dependiendo de dónde se plante:

  • Maceta: es aconsejable que se rellene con sustratos porosos que absorban el agua y la filtren lo más rápido posible. Por ejemplo, una mezcla interesante es 70% pómice (en venta aquí) con un 30% de turba.
    La maceta ha de tener agujeros en la base, y si es de barro mejor para que la planta enraíce con más facilidad, pero crece también en las de plástico.
  • Jardín: la tierra del jardín debe de tener muy buen drenaje, pues así conseguirás que las raíces crezcan y se desarrollen con total normalidad. Si se encharca con rapidez, haz un agujero grande, de unos 50 x 50cm como mínimo, y rellénalo con pómice.

Riego

Las flores de la Hatiora gaertneri aparecen en primavera

Imagen – Wikimedia/John Rusk

En general, hay que dejar que el sustrato se seque entre un riego y el siguiente. Cada vez que riegues, tienes que echar agua hasta que toda la tierra quede bien húmeda; es decir, hasta que salga por los agujeros de drenaje.

Si ves que la tierra no absorbe el agua, entonces es posible que dicho sustrato no sea el más adecuado. Y es que cuando se cultiva un cactus solo en turba, o cuando esta no es de la mejor calidad, si esta se seca se compacta, y eso es un problema pues le imposibilidad absorber el agua con normalidad.

Para solucionarlo, has de coger la planta y sumergir la maceta en un barreño con agua durante una media hora. Pero lo ideal es cambiarle el sustrato para que no vuelva a suceder algo así.

Abonado

Como es una planta que crece durante los meses cálidos y florece en primavera, es muy recomendable empezar a abonarla con fertilizantes para cactus (en venta aquí) en cuanto las temperaturas se mantienen por encima de los 15ºC. De manera semanal o quincenal, dependiendo de lo que indique el envase del abono que estés utilizando, y hasta finales del verano ese abono va a hacer que tu Hatiora gaertneri esté preciosa.

Eso sí, insisto, es muy importante que leas las instrucciones de uso y que las sigas al pie de la letra. Cometer el error de no hacerlo podría causarle una sobredosis, la cual dañaría seriamente a las raíces.

Multiplicación

El cactus de Pascua se multiplica por esquejes de tallos durante la primavera. Para ello, solo has de cortarlos con unas tijeras limpias y luego ponerlos en una zona sombreada y seca durante unos 5-7 días. Pasado ese tiempo, las heridas habrán cicatrizado, por lo que será un buen momento para plantarlos en macetas con una mezcla de turba y perlita a partes iguales.

Ponlas en un lugar protegido del sol directo, y ve regando unas 2 veces por semana para que no se deshidraten. En unos 15-20 días emitirán sus raíces.

Plagas

Es bastante resistente, pero a veces puede tener cochinillas que se quitan con tierra de diatomeas, o con agua y jabón. Durante la temporada de lluvias es importante que se vigilen a los caracoles y babosas, pues estos pueden devorar el cactus.

Trasplante

Se ha de trasplantar en primavera. En el caso de que esté en maceta, se hará cada 3-4 años para que pueda continuar creciendo.

Rusticidad

Soporta temperaturas de hasta los 15ºC.

La Hatiora gaertneri es un cactus epífito

Imagen – Wikimedia/Kor!An (?????? ??????)

¿Qué te ha parecido la Hatiora gaertneri?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.