Haworthia cymbiformis

Vista de la Haworthia cymbiformis

Imagen – Wikimedia/Stan Shebs

La Haworthia cymbiformis es una planta con forma redondeada muy bonita. Su tamaño es más bien reducido, y aunque tiene mucha tendencia a producir retoños, su cultivo en maceta es muy recomendable, incluso más que en el suelo: el color verde característico de sus hojas destaca sobre las tonalidades marrones de la arena volcánica, otorgándole un valor ornamental que ya de por sí es alto.

Además, el mantenimiento de esta especie es sencillo. No necesita de muchas atenciones, a excepción de algún riego esporádico, así que no dudes en conocerla 🙂 .

Origen y características de la Haworthia cymbiformis

Vista de la Haworthia cymbiformis en maceta

Se trata de una planta crasa, o suculenta no cactácea, endémica de Sudáfrica. Desarrolla hojas más o menos triangulares, carnosas y verdosas que crecen formando rosetas de unos 3-5 centímetros de altura por unos 5-7 centímetros de ancho. Al igual que muchas otras Haworthia, tiene mucha, mucha tendencia a producir hijuelos, y desde temprana edad.

Sus flores brotan de un largo y delgado tallo de unos 7-10 centímetros, y son blanquecinas. El fruto es seco, y contiene numerosas semillas negruzcas.

Variedades

Se conocen las siguientes:

  • Haworthia cymbiformis var. cymbiformis
  • Haworthia cymbiformis var. cymbiformis f. agavoides
  • Haworthia cymbiformis var. cymbiformis f. bilineata
  • Haworthia cymbiformis var. cymbiformis f. planifolia
  • Haworthia cymbiformis var. incurvula
  • Haworthia cymbiformis var. obtusa
  • Haworthia cymbiformis var. reddii
  • Haworthia cymbiformis var. setulifera

¿Cuáles son los cuidados que necesita?

Vista de la Haworthia cymbiformis

Imagen – Wikimedia/Magnus Manske

Si te animas a tener un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados para que puedas tenerlo por muchos años:

Ubicación

  • Exterior: si la vas a tener fuera, es importante que quede protegida del sol directo, ya que a pesar de que vive en el desierto, la arena suele cubrirla casi por completo. Por este motivo, no es una planta que pueda vivir expuesta a los rayos del a
  • Interior: la habitación debe ser luminosa, y se debe de colocar lejos de las corrientes de aire.

Riego

El riego será más bien escaso. Durante el verano agradecerá unos 2-3 riegos a la semana, pero el resto del año y sobretodo en invierno habrá que regar menos: una vez cada 15 a 30 días. En el caso de que vivas en una zona donde la temperatura baja de los 0 grados, tienes que saber que el sustrato ha de permanecer seco durante la helada, pues de lo contrario las raíces podrían sufrir daños. Por este motivo, si hay previsión de lluvias y/o heladas, no riegues hasta que no haya pasado.

Cada vez que riegues, humedece bien la tierra. Échale agua hasta que veas que sale por los agujeros de drenaje de la maceta; y si le tienes puesto un plato debajo quítaselo a los 20 minutos de haber regado, ya que el agua estancada perjudicaría al sistema radicular.

Artículo relacionado:
Todo lo que tienes que saber sobre el riego de suculentas

Abonado

Es muy recomendable abonar a la Haworthia cymbiformis durante todos los meses cálidos del año, usando para ello un fertilizante para suculentas (en venta aquí) siguiendo las indicaciones especificadas en el envase, o si lo prefieres una o dos cucharadas pequeñas de nitrofoska azul cada semana.

Evita echar más cantidad de la indicada. Una sobredosis quemaría las raíces, y como consecuencia de ello la planta moriría.

Multiplicación

Vista de la Haowrthia cymbiformis sin flor

Imagen – Wikimedia/Raffi Kojian

Se multiplica tanto por semillas como, especialmente, por separación de hijuelos en primavera-verano:

Semillas

Las semillas se siembran en bandejas con agujeros en la base o en macetas más anchas que altas con sustrato arenoso. Una buena mezcla podría ser turba negra mezclada con perlita a partes iguales, aunque también valdría la tierra para cactus, siempre que sea calidad. Luego, se cubren con un poco de tierra, y se riega.

Por último, se coloca el semillero en semisombra. Así, germinarán en 1-2 meses.

Hijuelos

Los hijuelos se pueden separar de la planta madre en cuanto alcancen un tamaño de unos 2-4 centímetros. Para esto, saca la planta de la maceta, retira un poco de tierra de sus raíces, y luego con los dedos -y con cuidado- ve separando los hijuelos que quieras. Después, solo te quedará plantarlos en macetas individuales.

Época de plantación o trasplante

La Haworthia cymbiformis es una planta que solo va a requerir uno dos o tres trasplantes a lo largo de su vida. Hazlo cuando veas que se le salen las raíces por los agujeros de drenaje, o cuando ya haya ocupado toda la maceta, en primavera.

Plagas y enfermedades

Es muy resistente en general. Puede tener alguna cochinilla, pero nada que no se pueda quitar con un poco de agua y jabón. Sin embargo, hay que tener especial cuidado con los caracoles, ya que se comen sus hojas.

Rusticidad

Por propia experiencia, te diré que resiste bien heladas de hasta los -2ºC siempre que sea puntuales y de corta duración. Pero el granizo daña sus hojas, así que es mejor tenerla resguardada durante el invierno por ejemplo dentro de casa o en un invernadero.

¿Dónde comprar Haworthia cymbiformis?

Es fácil de encontrar en viveros, tanto físicos como online. También puedes comprarla desde aquí:

¿Qué te ha parecido esta suculenta? 🙂

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.