Haworthia limifolia

Vista de la Haworthia limifolia

Imagen – Wikimedia/spacebirdy

La Haworthia limifolia es una suculenta pequeña, perfecta para decorar terrazas y balcones, e incluso para rellenar esos huecos de la mesa que se han quedado vacíos (algo que sucede con rapidez cuando se es coleccionista 😉 ).

El mantenimiento de esta planta es muy sencillo, puesto que resiste bien la sequía y las altas temperaturas, y no suele tener problemas de plagas ni enfermedades importantes.

Origen y características de la Haworthia limifolia

La Haworthia limifolia es una suculenta

Imagen – Wikimedia/Natalie-S

Nuestra protagonista es una especie de suculenta no cactácea que pertenece a la familia Xanthorrhoeaceae. Es originaria de Sudáfrica, y se la conoce popularmente como piel de cocodrilo. Desarrolla hojas más o menos triangulares, coriáceas, de color verdoso, y con un tamaño de 3 a 10cm de largo por 2-4cm de ancho. Estas forman rosetas compactas, de unos 12cm de diámetro, de cuyo centro brota una inflorescencia simple de 35cm de alto. Las flores son de color blanquecino, y miden unos 14mm de largo.

Su nombre científico es Haworthia limifolia, el cual le fue dado por Hermann Wilhelm Rudolf Marloth en el año 1910.

Hay tres variedades:

  • Haworthia limifolia var. gigantea
  • Haworthia limifolia var. limifolia
  • Haworthia limifolia var. ubomboensis

¿Cuáles son los cuidados de la Haworthia limifolia?

Si te animas a tener un ejemplar, te recomendamos cuidarlo del siguiente modo:

Clima

Cada vez que vayas a comprar una planta es muy recomendable averiguar primero si soporta el clima de tu zona, especialmente si tienes pensado tenerla en el exterior. Aunque las haworthia son suculentas que al no querer sol directo pueden crecer bien dentro de la vivienda, lo cierto es que se desarrollan mejor si están en el exterior, una zona luminosa.

Por lo tanto, y teniendo esto en cuenta, el clima ideal para ellas es el templado-cálido, con temperaturas altas en verano y muy suaves en invierno.

Tierra

La Haworthia limifolia es una especie que puede cultivarse tanto en macetas como en el jardín, de modo que la tierra no será la misma:

  • Maceta: aconsejable rellenarla con pómice. En turbas va bien, pero solo si se riega muy de vez en cuando ya que en estos casos el riesgo de pudrición es mucho más alto.
  • Jardín: la tierra ha de tener un excelente drenaje; si no lo tuviera, haz un agujero de plantación de unos 40x40cm, y rellénalo con pómice.

Riego

Vista de la Haworthia limifolia

Imagen – Flickr/José María Escolano

Como comentábamos antes, es una planta que hay que regar de forma esporádica, especialmente si se tiene en turba. Para evitar problemas, se debe dejar secar la tierra por completo antes de regarla de nuevo. Además, en caso de cultivarla en maceta, no se le debe de poner un plato debajo, ni tampoco meterla dentro de una maceta o tiesto sin agujeros.

Usaremos agua de lluvia, apta para consumo humano o, en su defecto, una que no tenga mucha cal (pH de 6-7).

Abonado

Desde comienzos de primavera hasta finales del verano se ha de abonar con un abono específico para cactus y otras suculentas siguiendo las indicaciones especificadas en el envase. También puedes abonarla con nitrofoska azul, echándole una cucharada pequeña (de las de café) cada 15 días.

Multiplicación

La Haworthia limifolia se multiplica por semillas y separación de hijuelos en primavera-verano. Sepamos cómo:

Semillas

Las semillas se aconseja sembrarlas en macetas más anchas que altas, o bien en bandejas de corcho a la que se le han hecho algunos agujeritos en la base con la punta de unas tijeras o de un cuchillo.

Se rellena con turba negra mezclada con arena de cuarzo, se riega, y por último se colocan las semillas sobre la superficie procurando no amontonarlas.

Manteniendo el sustrato siempre húmedo (pero no encharcado), germinarán en unos 10 días a una temperatura de unos 20-25ºC.

Hijuelos

Las haworthia tienen mucha tendencia a producir hijuelos. Cuando estos alcanzan un tamaño de unos 3-5 centímetros, se pueden separar de la planta madre con cuidado y plantar en macetas individuales con pómice.

Luego, se colocan el exterior, en semisombra, se riegan, y a esperar 🙂 . En unos pocos días les notarás crecimiento, señal inequívoca de que han superado el trasplante.

Época de plantación o trasplante

Vista de la Haworthia limifolia f variegata

Imagen – Flickr/Reggie1
Haworthia limifolia ‘variegata’

Si la quieres plantar en el jardín, o si ves que ya ha ocupado toda la maceta y/o se le salen raíces por los agujeros de drenaje, has de trasplantarla en primavera, cuando las heladas hayan pasado.

Plagas y enfermedades

Es bastante resistente, pero puede verse afectada por caracoles, y alguna cochinilla. Como la planta es pequeña, puedes quitarlos con la mano o bien tratarla con tierra de diatomeas.

Si se riega en exceso o el ambiente es muy húmedo, los hongos la perjudicarán. Para evitarlo, deja secar la tierra entre riegos, y no la pulverices/rocíes con agua.

Rusticidad

Resiste heladas débiles y puntuales de hasta los -2ºC, aunque el granizo daña sus hojas motivo por el que se recomienda protegerla en un invernadero o dentro de casa.

¿Qué te ha parecido la Haworthia limifolia?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.