Kalanchoe tomentosa

Vista del Kalanchoe tomentosa

Imagen – Wikimedia/Agnieszka Kwiecie?, Nova

El Kalanchoe tomentosa es una de las especies de plantas crasas o suculentas no cactáceas que más suele apetecer tocar. Sus hojas carnosas, llenas de pelillos, son suaves, y muy bonitas. Además, producen flores igual de decorativas, si bien son pequeñas.

El mantenimiento de esta planta es bastante sencillo si se tienen en cuenta lo que te diré a continuación; incluso se puede tener en interior siempre que se coloque en una habitación luminosa y sin corrientes de aire.

Origen y características

El Kalanchoe tomentosa es una planta suculenta

Imagen – Wikimedia/salchuiwt

Nuestra protagonista es una planta originaria de Madagascar que fue descrita por John Gilbert Baker y publicado en Journal of Botany, British and Foreign en año 1882. Alcanza una altura máxima de un metro, aunque en cultivo no suele pasar de los 50-60 centímetros.

Desarrolla tallos y hojas carnosos, cubiertos de pelillos cortos blancos. Dichas hojas son oblongo-lanceoladas, con el haz cóncavo, y con el margen apical punteado de marrón oscuro. En primavera brotan varias flores agrupadas en inflorescencias tubulares de color salmón o rosado.

¿Cuáles son los cuidados que necesita el Kalanchoe tomentosa?

Si quieres tener un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Clima

Es importante cuando se va a adquirir una planta, especialmente si se quiere tener en el exterior, saber en qué clima o climas es capaz de vivir, ya que de lo contrario se gastaría el dinero en vano. En el caso de la especie de la que hablamos, al ser de Magadascar estamos ante una planta tropical, que como mínimo necesita que la temperatura más baja sea siempre superior a los 5 grados.

Y es que si llega a los 0 grados comenzará a sufrir daños importantes, y si hay heladas, entonces la perderemos.

Ubicación

Las flores del Kalanchoe tomentosa son suculentas

Imagen – Wikimedia/Krzysztof Ziarnek, Kenraiz

Depende:

  • Exterior: a pleno sol o en semisombra.
  • Interior: en una habitación luminosa, alejado de las corrientes de aire. No debes de ponerlo justo delante de la ventana pues de lo contrario sus hojas se quemarían por el llamado ”efecto lupa”.

Tierra

Independientemente de si lo vas a tener en maceta o en el jardín, el drenaje de la tierra es fundamental. No resiste nada el encharcamiento, y una manera de evitarlo es asegurándose de que el suelo en el que crecen sus raíces sea capaz de absorber el agua, pero también de filtrarla lo más rápido posible.

  • Maceta: puedes mezclar sustrato de cultivo universal con perlita a partes iguales, pero en caso de vivir en una zona donde suele llover con regularidad, o si no quieres correr demasiados riesgos, te aconsejo más plantarlo en pómice o en otra arena volcánica.
  • Jardín: crece en suelos arenosos, porosos, bien drenados. Si el tuyo no es así, haz un agujero de unos 50 x 50cm, cúbrelo con malla de sombreo y rellénalo con los sustratos mencionados antes.

Riego

El riego tiene que ser más bien escaso. De hecho, para evitar problemas lo ideal es dejar secar la tierra completamente antes de volver a humedecerla, ya que de lo contrario sus raíces lo pasarán mal. Pero, ¿cada cuánto hay que regar al Kalanchoe tomentosa?

Lo cierto es que depende mucho del clima sobretodo, como también de la tierra en la que esté creciendo. No se regará con la misma frecuencia en una zona muy cálida y seca que en otra más fría y lluviosa. En la primera, es probable que necesite unos 2-3 riegos semanales en verano y uno semanal el resto del año, pero en la segunda a lo mejor con 1 o 2 a la semana durante la temporada veraniega y uno cada 10, 15 o incluso 30 días el resto tendría suficiente.

Para no equivocarte, debes conocer, a grandes rasgos, el clima en el que vives, o al menos estar al tanto de las previsiones del tiempo. Si se esperan lluvias, no riegues aunque la tierra esté muy seca. Espera unos días. Piensa que es mucho más fácil recuperar una planta seca que otra que está sufriendo exceso de riego.

En caso de tenerlo en maceta, no le pongas un plato debajo a menos que te acuerdes de quitarle el agua que sobre a los 20-30 minutos de haber regado.

Abonado

Vista de la Kalanchoe tomentosa

Imagen – Wikimedia/Pixeltoo

Durante todos los meses cálidos del año se debe abonar con abonos líquidos para cactus y otras suculentas, siguiendo las indicaciones especificadas en el envase. También puedes abonar en otoño si en tu zona no hay heladas.

Multiplicación

El Kalanchoe tomentosa se multiplica por esquejes en primavera-verano. Para ello tan solo tienes que cortar un trozo y plantarlo en una maceta individual con vermiculita por ejemplo previamente humedecida con agua.

Plagas y enfermedades

Es bastante resistente, pero puede verse afectada por:

  • Cochinillas: se alimentan de la savia de las hojas. Como la planta es más bien pequeña, puedes quitarlas fácilmente con un pincel pequeño empapado en alcohol de farmacia.
  • Caracoles: en época de lluvias hay que tener mucho cuidado con ellos, pues se alimentan de todas las partes de este calanchoe.
  • Hongos: como el fitóftora, aparecen cuando la humedad es alta, pudriendo las raíces y/o las hojas si estas han sido regadas por encima con frecuencia. Se combaten con fungicida, aunque prevenir es lo ideal, no mojando hojas ni tallos y controlando los riegos.

Rusticidad

Hasta los 5ºC, aunque prefiere climas cálidos.

Kalanchoe tomentosa en el jardín

Imagen – Wikimedia/Krzysztof Ziarnek, Kenraiz

¿Qué te ha parecido el Kalanchoe tomentosa?

2 comentarios, deja el tuyo

  1.   Carmen Guerrero Morales dijo

    Gracias Mónica por tu información. Ya tenía metido el gusanillo de este mundo de plantas crasas, y tú tb participas en ello. Procuraré venir por aquí más a menudo y estudiar un poco más. Gracias por todo. Un saludo.

    1.    Monica Sanchez dijo

      Son plantas muy adictivas, ya te aviso 🙂

      ¡A disfrutarlas!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.