Cardón gigante (Pachycereus pringlei)

Vista del Pachycereus pringlei en hábitat

Imagen – Wikimedia/Tomascastelazo

El Pachycereus pringlei es uno de los cactus columnares más fáciles de cuidar, y también, unos de los que más se parecen a la Carnegiea gigantea (saguaro). De hecho, no es raro confundirlos cuando son adultos, pero de jóvenes… de jóvenes es otra historia 🙂 .

Su velocidad de crecimiento no es que sea muy alta, pero sí que es una planta que verás más grande de año en año. Pero es que además, resiste las heladas débiles sin sufrir daños, motivo por el cual es una especie de lo más interesante para xerojardines.

Origen y características del Pachycereus pringlei

Conocido como cardón, cardón gigante o saguesa, este es un cactus endémico de Baja California y Sonora en México, así como del norte de Argentina. Su nombre científico es Pachycereus pringlei, nombre que le dieron Sereno Watson, Nathaniel Lord Britton y Joseph Nelson Rose en 1987 en honor de Cyrus Pringlei.

Puede alcanzar una altura de 19 metros, con un tronco de hasta 1 metro de diámetro, aunque lo normal es que en cultivo no supere los 6-7 metros de altura. Sus tallos crecen casi completamente rectos, y están compuestos por costillas muy marcadas en cuyos extremos tienen las areolas, que son grandes, ovales y presentan una lanosidad corta de color castaño grisácea. Las espinas surgen de las areolas en número de 20, y son rojizas o castaño-oscuras volviéndose grisáceas; las radiales miden entre 2 y 3cm de longitud, y las centrales (1 o 2) miden hasta 5 centímetros y son más fuertes.

Florece en verano, pero solo si el ejemplar mide, como mínimo, 3-4 metros. Las flores tiene forma de embudo y miden de 5 a 8,5cm de longitud. Son rojas por el exterior y blanquecinas por el interior. Brotan de la parte superior del cactus, pero también pueden hacerlo en los tallos más bajos.

¿Cuáles son sus cuidados?

Las espinas del Pachycereus pringlei son largas

Imagen – Wikimedia/Krzysztof Golik

Ubicación

El Pachycereus pringlei tiene que estar en el exterior, a pleno sol. Ahora bien, en los viveros se suele tener en semisombra, sobretodo si es joven, por lo que no dudes en colocarlo un poco protegido del astro rey e ir acostumbrándolo poco a poco. De esta forma, evitarás que se queme.

Tierra

  • Maceta: tiene que ser poroso para que el drenaje sea bueno. Mezcla sustrato universal con perlita a partes iguales, pero si puedes conseguir pómice (en venta aquí), akadama (en venta aquí), o incluso gravilla fina (de 1-3mm) mejor.
  • Jardín: lo mismo. Si la tierra tiene mucha tendencia a compactarse, haz un agujero de unos 50cm x 50cm (lo ideal sería de 1m x 1m), y rellénalo con los sustratos mencionados antes.

Riego

Más bien escaso. Es un cactus que teme el encharcamiento, motivo por el cual hay que dejar secar la tierra o el sustrato por completo antes de volver a regar.

En caso de tenerlo en maceta, asegúrate de que esta tenga agujeros de drenaje. Si le tienes puesto un plato debajo, quítale el agua que sobre a los 30 minutos de haber regado para evitar que las raíces se pudran.

Artículo relacionado:
¿Cómo saber si mi cactus se está pudriendo?

Al regar, no mojes el cactus, solo la tierra.

Abonado

Es muy recomendable abonarlo desde comienzos de primavera hasta finales del verano con abonos para cactus (en venta aquí) siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.

Multiplicación

El cardón gigante se multiplica por semillas y esquejes en primavera-verano. Sepamos cómo proceder en cada caso:

Semillas

Vista del fruto de Pachycereus pringlei

Imagen – Wikimedia/The Photographer

Las semillas de los cactus son muy pequeñas, y las de esta especie no son una excepción. Para evitar perderlas, aconsejamos que estén dentro de una habitación cerrada con el fin de que el viento no pueda llevárselas consigo. Luego, solo tendrás que seguir este paso a paso:

  1. Primero, rellena la maceta con sustrato universal (en venta aquí) con perlita (en venta aquí) a partes iguales.
  2. Riega a consciencia.
  3. Después, siembra las semillas, procurando no hacer montones.
  4. Por último, cúbrelas con una fina capa de sustrato, y vuelve a regar esta vez con un pulverizador.

Ahora solo te quedará colocar la maceta en el exterior, en semisombra, y mantener el sustrato húmedo pero no encharcado. Así germinarán en unos 15 días.

Esquejes

Es la forma más rápida de conseguir un nuevo ejemplar de Pachycereus pringlei. Para ello, lo que se hace es cortar un trozo de unos 30cm, dejar secar la herida alrededor de 7-10 días, y luego plantarlo (no clavarlo) en una maceta con pómice o similares.

Puedes impregnar la base del esquejes con hormonas de enraizamiento (en venta aquí) antes de plantarlo para ayudarle a enraizar más rápido, pero no es necesario.

Plagas y enfermedades

Se podría pensar que con esas espinas que tiene no cuenta con enemigos, pero sí tiene. Hay que protegerlo de los caracoles y babosas, así como del exceso de riego.

Para repeler a los moluscos puedes usar tierra de diatomeas (en venta aquí), en cambio para evitar lo segundo hay que controlar mucho los riegos, dejar secar la tierra y, en caso de duda, comprobar la humedad del sustrato.

Rusticidad

Vista del Pachycereus pringlei

Resiste heladas débiles de hasta los -3ºC, siempre que sean de corta duración y puntuales.

¿Qué te ha parecido el Pachycereus pringlei?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.