10 plantas suculentas con flor

Las crasas producen flores bonitas

Hay muchos tipos de plantas suculentas con flor curiosa y/o bonita. Algunas de ellas las producen de gran tamaño, otras en cambio las tienen más pequeñas, pero hay tal variedad que es muy difícil que llegues a cansarte de mirarlas. De hecho, es habitual que la gente diga que es una pena que duren tan poco, porque son, en la mayoría de casos, auténticas bellezas.

¿Quieres saber cuáles hay? Si es así, quédate porque hemos seleccionado algunas de las más bonitas, que son además fáciles de conseguir en los viveros y/o tiendas especializadas.

Dado que de suculentas hay básicamente de dos tipos (cactus y crasas), vamos a presentarte algunas especies de cada uno para que, de esta forma, te sea más fácil escoger:

Cactus con flores preciosas

Los cactus son plantas originarias principalmente de América. Viven en las regiones áridas y semi-áridas, donde las temperaturas pueden subir e incluso superar los 40ºC. Algunos resisten las heladas (débiles), como los que crecen cerca o en las zonas andinas, como los Espostoa o los Cephalocereus.

Centrándonos en aquellos que producen flores vistosas, sin duda te recomendamos los siguientes:

Carnegiea gigantea

El saguaro es un cactus columnar que produce flores blancas

Imagen – Wikimedia/Stan Shebs

La Carnegiea gigantea, mucho más conocida como saguaro, es el cactus columnar de más lento crecimiento que existe: puede tardar unos 20 años en medir un metro, y alcanza los 16-18 metros de altura… Su tallo por lo general es solitario, pero a medida que madura se podría dar el caso de que ramifique. De joven tiene espinas largas y afiladas, pero los ejemplares viejos tienden a perderlas. Las flores solo aparecen en los saguaros que ya superan los 4 metros de altura, y lo hacen en la parte superior de cada tallo. Son blancas, y grandes midiendo hasta 13 centímetros de diámetro.

Echinopsis chiloensis

El Echinopsis chiloensis es un cactus columnar

Imagen – Wikimedia/Stan Shebs

El Echinopsis chiloensis es un cactus columnar endémico de Chile conocido como quisco. Desarrolla tallos cilíndricos, ramificados, adquiriendo porte de candelabro, con una altura de hasta 8 metros por 12 centímetros de diámetro. Tiene 8-12 espinas radiales y una central, la cual mide entre 4-7 y hasta 20 centímetros. Estas son rectas y estás afiladas, por lo que hay que manipular la planta con cuidado. En cuanto a las flores, son blancas y abren durante el día.

Mammillaria prolifera

La Mammillaria prolifera es un cactus pequeño

Imagen – Wikimedia/Tim Parkinson

La Mammillaria prolifera, conocido como cactus erizo hembra, es una especie endémica de México y Texas.  Su cuerpo es globoso, y forma colonias o grupos de población con una altura de 10-15 centímetros por más o menos lo mismo de diámetro. Está bien armada por espinas, ya que tiene 5-12 centrales y otras 40 radiales. Estas no hacen mucho daño, pero sí que se aconseja usar guantes cuando se tenga que manipular. Las flores son de color crema y miden 1,4 centímetros.

Rebutia pulvinosa

La Rebutia pulvinosa es un cactus de flor pequeña

Imagen – Wikimedia/Peter A. Mansfeld

La Rebutia pulvinosa es una planta cactácea pequeña, que no supera los 5 centímetros de altura. Es endémica de Tarija, una localidad de Bolivia. Su cuerpo es esférico y lleno de espinas, pero estas son inofensivas. Forma grupos pequeños, que no suelen medir más de 10 centímetros de diámetro. Sus flores son blancas o naranjas.

Turbinicarpus valdezianus

El Turbinicarpus valdezianus es una planta suculenta con flor rosa

Imagen – Wikimedia/Michael Wolf

El Turbinicarpus valdezianus (antes Pelecyphora plumosa) es un cactus endémico de México, en concreto de Coahuila de Zaragoza y de San Luis Potosí. Su ritmo de crecimiento es muy lento, pero es precioso esté o no en floración. Alcanza una altura de 2,5 centímetros por más o menos lo mismo de diámetro, y tiene 25 espinas radiales de hasta 1,5mm de largo. Las flores son blancas o magentas, y brotan en la parte superior del tallo.

Plantas crasas con flores preciosas

Ahora vamos a ver cuáles son algunas de las crasas, es decir, plantas que no tienen aréolas como los cactus, que producen flores bonitas. Estas tienen hojas carnosas y por lo general de colores que llaman la atención, por lo que son interesantes también por este motivo.

La mayoría de las que se cultivan son originarias de África, en especial del sur del continente, pero hay especies por casi todo el mundo.

Conophytum minutum

El Conophytum minutum es una planta suculenta con flores lilas

Imagen – Wikimedia/Peter A. Mansfeld

El Conophytum minutum es una planta, que al igual que los Lithops, es muy pequeña. Su altura es de unos 4 centímetros, y sus hojas también están acopladas. En la parte superior tienen una pequeña fisura, por la cual surgen las hojas nuevas así como las flores, que son lilas.

Echeveria elegans

La Echeveria elegans, conocida como rosa de alabastro, es una planta nativa de Hidalgo, un estado del centro de México. Sus hojas forman rosetas sin tallo, con un tamaño de unos 10 centímetros de diámetro. Tiende a producir numerosos estolones (hijuelos a partir de tallos finos), por lo que con el tiempo forma grupos interesantes. Las flores se agrupan en espigas, y son de color naranja.

Lithops karasmontana

El Lithops karasmontana es una crasa pequeña

Imagen – Wikimedia/Dornenwolf

El Lithops karasmontana, conocido como planta piedra o piedra viviente, es una crasa nativa de Namibia cuya altura es de unos 5 centímetros. Tiene solo dos hojas, que están acopladas y que se dividen por una fisura en la parte superior. De esta fisura surgen las dos hojas nuevas que sustituirán a las viejas, y las flores, que son de color blanco y pequeñas.

Sedum palmeri

El Sedum palmeri es una crasa colgante que produce flores amarillas

Imagen – Wikimedia/Abrahami

El Sedum palmeri es una planta crasa originaria de México, con tallos rastreros o colgantes. Las hojas forman rosetas y son más o menos triangulares, de color verde con los márgenes rosados. Las flores se agrupan en inflorescencias terminales, y son de color amarillo.

Sempervivum tectorum

El Sempervivum es una planta suculenta con flor que puedes tener en maceta

Imagen – Wikimedia/Salicyna

El Sempervivum tectorum es una planta conocida como siempreviva mayor o consolva.  Es natural de los Pirineos, Alpes, Apeninos y de los Balcanes. Alcanza una altura de 20 a 30 centímetros, por un diámetro de 15 a 30 centímetros. Las hojas forman rosetas, y son de color verde brillante con las puntas de color púrpura. Las flores tienen forma de estrella, y son rosadas o rojizas.

¿Cuál de estas plantas suculentas con flor te ha gustado más?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.