¿Por qué no crece mi cactus?

Mammillaria backebergiana

La gran mayoría de especies de cactus son plantas de lento crecimiento. De hecho, en algunas es tan lento que apenas sí se ve algún cambio con el paso de los años; sin embargo, a veces y sin darnos cuenta somos nosotros mismos quienes les impedimos continuar creciendo.

¿Por qué no crece mi cactus? Es lo que nos preguntamos, preocupados. Pues bien. Hay varias causas por las que puede haber dejado de hacerlo. Vamos a verlas todas y además descubriremos qué hacer para solucionarlas.

Falta de espacio

Es la causa más común. Los cactus que compramos suelen llevar meses -e incluso puede que años- en esas mismas macetas. A pesar de que el sistema radicular es superficial, éste con el paso del tiempo va necesitan más espacio que el que le ha proporcionado el recipiente en el que está plantado. Por este motivo es muy, muy importante trasplantar nuestras plantas cada dos primaveras a una maceta mayor.

Temperatura desfavorable

Tanto si la temperatura está por encima de los 35 como si está por debajo de los 10 grados centígrados, el crecimiento no se puede dar. En el primer caso es porque la pérdida de agua sería importante, y en el segundo porque las células literalmente se romperían por el frío. Es por este motivo por lo que estas plantas detienen su crecimiento tanto en pleno verano como en otoño-invierno.

No tiene ”comida”

Con ”comida” me refiero al abono. Es muy importante regar cada vez lo necesite, pero también abonarlo, ya que sin comida más tarde o más temprano se debilitará y detendrá su crecimiento. Por ello, durante los meses cálidos (primavera y verano sobretodo) tenemos que abonarlo con un abono líquido para cactus siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.

Plagas

Son muchas las plagas que pueden afectarles, como las cochinillas o la araña roja. Si consiguen avanzar lo suficiente, el crecimiento se detendrá. Para evitarlo, es importante abonar el cactus para mantenerlo bien alimentado y sano, y tratarlo con insecticidas en el caso de que algún parásito quiera perjudicarle.

Enfermedades

Los hongos son los principales microorganismos que les causan enfermedades. A ellos les encantan los ambientes húmedos, por lo que no dudarán en atacar nuestros cactus si los estamos regando en exceso. Para evitarlo, hay que regar sólo cuando sea necesario (más información aquí) y tomar medidas si se están volviendo blandos (aquí te explico cómo hacerlo).

Rebutia arenacea

Si te han quedado dudas, no las dejes en el tintero. Pregunta. 🙂


Categorías

Cactus, Curiosidades

Soy una enamorada de las suculentas (cactus, crasas y caudiciformes) desde que me regalaron uno con 16 años. Desde entonces he ido investigándolas y, poco a poco, ampliando la colección. Espero contagiarte la ilusión y curiosidad que siento por estas plantas en este blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*