Rebutia

Las Rebutia son cactus pequeños

Imagen – Wikimedia/Dornenwolf 

Los cactus del género Rebutia son pequeños, motivo por el cual se pueden cultivar en macetas durante toda su vida, donde además producirán tantas flores que incluso sus cuerpos podrían quedar ocultos tras los pétalos.

Y es que aunque todas las flores de los cactus son preciosas, las de las Rebutia suelen estar entre las favoritas, junto con las de los Echinopsis y las de las Lobivia por ejemplo. ¿Quieres saber cómo son estos cactus y cuáles son sus cuidados? Empecemos.

Origen y características de las Rebutia

Se trata de un género de cactus nativos de Sudamérica, donde viven en Argentina, Perú y Bolivia. Existen unas 40 especies distintas, y todas ellas son plantas pequeñas, con cuerpos globosos de los cuales brotan retoños. A diferencia de otros cactus, en ellas es un poco difícil distinguir las costillas, aunque sí se aprecian los distintos tubérculos.

Las flores brotan hacia la mitad de cada tallo, de manera que cuando florecen parece que tienen una corona. Estas miden unos 2-5 centímetros de diámetro, y son generalmente amarillas, rojas o naranjas, pero pueden ser blancas en algunas variedades.

Principales especies

Antes de nada, es importante que sepas que muchas especies que antes estaban en el género Rebutia, ahora están en el de Sulcorebutia. Así y todo, dado que hay alguna que otra Sulcorebutia que se sigue conociendo por su antiguo nombre, también las hemos incluido. Conócelas:

Rebutia arenacea

La Rebutia arenacea tiene flores naranjas

Imagen – Flickr/Stefano

La Rebutia arenacea es un cactus endémico de Bolivia, que ahora se conoce como Sulcorebutia arenacea. Suele crecer de forma solitaria, pero a veces de su cuerpo brotan retoños. Mide 5 centímetros de diámetro por 10 centímetros de alto, y sus flores son amarillas llegando a medir 5 centímetros.

Rebutia heliosa

La Rebutia heliosa es un cactus pequeño

Imagen – Wikimedia/Karelj

La Rebutia heliosa es también endémica de Bolivia. Crece en grupos, los cuales pueden superar los 20 centímetros de diámetro. Su altura es de 10-15 centímetros, y produce flores de color naranja, amarillo o incluso púrpura.

Rebutia krainziana

La Rebutia krainziana es un cactus de espinas blancas

Imagen – Wikimedia/Don Manfredo

Su nombre actual es Rebutia marsoneri. Es endémico de Argentina, y es un cactus que forma grupos de unos 7 centímetros de altura por unos 20 centímetros de diámetro. Las flores que tiene pueden ser amarillas o naranjas.

Rebutia minuscula

La Rebutia minuscula da flores rojas

Imagen – Wikimedia/? ? HQ

La Rebutia minuscula es, como su apellido indica, una planta pequeña. De hecho, rara vez supera los 5 centímetros de altura. Es endémica de Argentina, y crece en grupos poco densos. Sus flores miden unos 2-3 centímetros de diámetro, y son rosas, rojas o amarillas.

Rebutia perplexa

La Rebutia perplexa tiene flores rosas

Imagen – Wikimedia/Resenter1

La Rebutia perplexa es un cactus natural de Bolivia. Forma grupos muy apretados, de manera que a simple vista parecen una esfera, la cual mide unos 15-20 centímetros de alto por hasta 30 centímetros de diámetro. Sus flores son de color rosa.

Rebutia pymaea

La Rebutia pygmaea es un cactus muy pequeño

Imagen – Wikimedia/Peter A. Mansfeld

La Rebutia pygmaea es una especie que crece en Argentina y Bolivia. Tiene a crecer en grupos, alcanzando una altura de unos 5 centímetros por unos 3 centímetros de grosor. Las flores son rojas, amarillas o naranjas.

¿Cuáles son los cuidados de las Rebutia?

Son cactus que, en cultivo, necesitan unos cuidados básicos para poder sobrevivir, especialmente cuando se tienen en macetas. Por este motivo, ahora vamos a pasar a hablar sobre todo lo que tenemos que hacer para que estén bien:

Ubicación

Se han de tener en una zona donde haya mucha luz. No necesariamente tiene que ser sol directo todo el día, pero sí que es lo aconsejable. De todas maneras, se pueden cultivar en semisombra si les da directamente solo unas pocas horas.

Pero si en el vivero las tenían a resguardo de los rayos solares es importante que, una vez en casa, se pongan también en una zona protegida pero con mucha claridad.

Tierra

  • Maceta: se ha de mezclar turba negra con perlita (en venta aquí) a partes iguales. En el caso de que no la consigas, te servirá un sustrato para cactus de alta calidad, como este.
  • Jardín: la tierra ha de ser arenosa, con un drenaje excelente. Como hablamos de cactus pequeños, si la que tenemos es muy compacta, se puede hacer un agujero de unos 50 x 50 y llenarlo con pómice, o tierra para cactus.

Riego

El riego será más bien escaso. Hay que regar una o dos veces a la semana en tiempo cálido, y cada 15 días aproximadamente en invierno. Si en tu zona hay heladas o suele llover de vez en cuando, no las riegues a menos que veas la tierra está muy seca.

En caso de que las tengas en macetas, no les pongas un plato debajo a tus Rebutia porque de lo contrario las raíces podrían pudrirse, a menos que se escurriera dicho plato cada vez que se riega.

Abonado

La Rebutia muscula es una especie de cactus globular

Tanto en primavera como en verano es muy recomendable abonarlas con un abono específico para cactus. Se han de seguir las instrucciones que se pueden leer en la etiqueta del producto, pues si no, no se conseguiría nada (de hecho, se correría el riesgo de echarle una dosis superior a la recomendada, y por consiguiente las plantas tendrían muchos problemas, llegando incluso a morir).

Multiplicación

Las rebutias se multiplican por semillas y por división (separando los retoños) en primavera o verano.

  • Semillas: se han de sembrar en macetas pequeñas, a ser posible más anchas que altas, con tierra para cactus previamente regada. Cúbrelas con una fina capa de tierra, y ponlas en semisombra.
  • División: si tu rebutia tiene retoños, puedes separarlos con un cuchillo previamente desinfectado y seco, cuando tengan un tamaño de unos 2-3 centímetros. Después, impregna la base con hormonas de enraizamiento (en venta aquí) y plántalos en macetas con tierra para cactus o vermiculita (en venta aquí).

Plagas y enfermedades

Es sensible al exceso de riego y humedad, lo cual las pudre. Por eso, es importante dejar secar la tierra entre riegos. Además, si vives en una zona donde la humedad ambiental es alta, lo ideal es tenerlas en maceta con pómice, un sustrato que permitirá a las raíces recibir el aire que necesitan para mantenerse con vida.

Asimismo, en verano también pueden tener cochinillas, pero al ser plantas pequeñas se quitan rápido con agua y un pincel de brocha pequeña por ejemplo.

Rusticidad

Soportan el frío, y las heladas débiles (hasta -2ºC), pero solo si son puntuales. Aún así, lo mejor es que si baja de los 0 grados se protejan en un invernadero.

Las rebutias son cactus que crecen en grupos

¿Qué te han parecido las Rebutia?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)