Senecio rowleyanus

Imagen – Flickr/MeganEHansen

El Senecio rowleyanus es una crasa o suculenta no cactácea con un gran valor ornamental. Y es que sus características bolitas (que ahora veremos qué son realmente) hacen que la planta en conjunto sea muy curiosa.

Pero, ¿sabes cómo se cuida? Si quieres saber esta y otras cosas, como su origen o características, te invito a conocerlo en profundidad a continuación.

¿Cómo es?

Imagen – Flickr/Forest and Kim Starr

Senecio rowleyanus es una crasa perenne nativa de África que fue descrita por Hermann Johannes Heinrich Jacobsen y publicado en el National Cactus and Succulent Journal en el 1968. Popularmente se la conoce como planta rosario, rosario o senecio.

Tiene hojas esféricas, de color verdoso, que miden unos 6mm de diámetro. Las flores son blancas, y tienen un tamaño de 12mm de diámetro. Estas brotan en verano, sobre pedúnculos.

Debido a su porte rastrero, se utiliza mucho como planta colgante en patios y terrazas, ya que puede estar bien y sano viviendo siempre en maceta. Además, aunque su ritmo de crecimiento es bastante rápido, se controla mediante podas sin problema.

¿Cuáles son sus cuidados?

Los cuidados que necesita son muy básicos, motivo por el cual está considera una de las especies más interesantes para empezar a cultivar suculentas. Es tan bueno de mantener, que se puede tener incluso dentro de casa. Pero, para que no haya lugar a dudas, te vamos a decir todo lo que tienes que tener en cuenta para que a tu Senecio rowleyanus no le falte de nada:

Ubicación

  • Interior: crecerá bien en interiores con mucha luz, y sin corrientes de aire. Si tienes un patio interior, perfecto; si no, una entrada luminosa por ejemplo servirá.
  • Exterior: le gusta la luz, pero no en exceso. Por experiencia te diré que le va mejor si está en semisombra, aunque también se adapta al sol directo.

Tierra

Imagen – Flickr/Maja Dumat

  • Maceta: al ser muy sensible al exceso de riego, es aconsejable mezclar 50% turba negra con 50% de perlita o similares (pómice, akadama, arena de río previamente lavada). De esta manera, te asegurarás de que el el agua sobrante sale rápido, evitando así que las raíces se pudran.
  • Jardín: entiendo que es probable que no tengas intención de plantarlo en el suelo, pero por si me equivoco, debes saber que crece en suelos con muy buen drenaje. Si el que tienes es muy compacto, no te preocupes: haz un agujero de plantación de unos 50cm x 50cm, cúbrelo con malla de sombreo y rellénalo con la mezcla de sustratos que he mencionado antes. Por último, solo tendrás que plantar tu rosario.

Riego

Por lo general, se ha de regar unas 2 o 3 veces por semana durante la temporada más cálida y seca del año, y cada 10 o 15 días el resto. Durante el invierno, y muy especialmente si se producen heladas en tu zona, riega menos: una vez al mes o cada 35 días.

No lo pulverices, pues el agua sobre sus hojas o bolitas tapona los poros, impidiéndole respirar. Esto si es por un momento y en primavera-verano no pasa nada, ya que en esas estaciones la planta para crecer necesita más agua que cuando está en reposo, pero no hay que arriesgarse.

El exceso de humedad atrae a los hongos, que son unos microorganismos que son difíciles de combatir (de hecho, a día de hoy no se ha descubierto ni creado un fungicida que sea capaz de eliminarlos por completo una vez que han infectado a las plantas).

Abonado

Tan importante como el agua es el abonado. Para que tenga un buen desarrollo, lo abonarás en primavera y verano con abonos para cactus y otras suculentas, siguiendo las indicaciones especificadas en el envase del producto. Usa abonos líquidos si lo tienes en maceta para que el drenaje siga siendo bueno.

Multiplicación

Imagen – Flickr/Forest and Kim Starr

El Senecio rowleyanus se multiplica por semillas (complicado) y por esquejes en primavera. Veamos cómo se procede en cada caso:

Semillas

  1. Primero, se rellena una maceta con turba negra mezclada com pómice a partes iguales, y se riega.
  2. Luego, se colocan las semillas sobre la superficie y se cubren con una fina capa de pómice o arena de río.
  3. A continuación, se riega, esta vez con un pulverizador.
  4. OPCIONAL (y muy recomendable): espolvorear cobre o azufre para evitar la aparición de hongos.
  5. Por último, se coloca la maceta en el exterior, en semisombra.

Si todo va bien, germinarán en 2-3 semanas.

Esquejes

Multiplicarlo por esquejes es muy sencillo: es suficiente con cortar un trozo de tallo, dejar que se seque la herida uno o dos días, y luego plantarlo en una maceta con turba negra mezclada con perlita a partes iguales. Emitirá sus propias raíces en 1-2 semanas más o menos.

Poda

Si ves que le hace falta, puedes podarlo a finales de invierno.

Rusticidad

Es preferible que no baje de los 7ºC, pero si el termómetro marca -1º o incluso -2ºC de forma puntual y breve, no habrá demasiado problema.

Imagen – Flickr/Maja Dumat

¿Qué te ha parecido el Senecio rowleyanus?


Categorías

Plantas crasas

Soy una enamorada de las suculentas (cactus, crasas y caudiciformes) desde que me regalaron uno con 16 años. Desde entonces he ido investigándolas y, poco a poco, ampliando la colección. Espero contagiarte la ilusión y curiosidad que siento por estas plantas en este blog.

2 comentarios

  1.   Mirta mauras dijo

    Perfecto gracias es una de mis plantas favorita!!!

    1.    Monica Sanchez dijo

      Nos alegra de que te guste, Mirta 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*