Plantas crasas

Stapelia, unas plantas que desprenden mal olor

Stapelia grandiflora
Stapelia grandiflora

Por lo general, las flores de las crasas o suculentas no cactáceas no desprenden aroma alguno, pero ese no es el caso de las que pertenecen al género Stapelia. Como por el momento es imposible enviarte el olor para que puedas percibirlo (y de hecho, aunque se pudiera no lo haría), te diré que uno de sus nombres comunes es flor de carroña.

Son muy bonitas, como podrás ver en las imágenes, pero desde luego, no son suculentas aptas para tener en cualquier parte. 😉

Características

Joven eejemplar de Stapelia grandiflora

Stapelia es el nombre de un género de plantas crasas pertenciente a la familia botánica Apocynaceae, subfamilia Apocynoideae, tribu Ceropegieae y subtribu Stapeliinae. Es originaria del sur de África y fue descrita por Carlos Linneo, quien lo publicó en el libreo Species Plantarum en 1753.

Se trata de una planta con tallos suculentos erguidos que brotan desde casi a ras del suelo. Éstos son delgados, de entre los 2 y los 3cm de grosor y de unos 20 hasta los 40cm de altura dependiendo de la especie. Las flores son simples, peludas y están formadas por cinco pétalos. Suelen brotar en verano, y desprenden un olor muy desagradable, similar al de la carne en descomposición.

Las tres especies más conocidas son:

Stapelia gigantea

Stapelia gigantea

Es la más grande del género. Produce tallos de más de 20cm y unas flores que miden de 10 a 40cm de ancho.

Stapelia grandiflora

Detalle de la flor de Stapelia grandiflora

Produce tallos gruesos de 1-2cm, erguidos, y flores que pueden medir unos 7-10cm.

Stapelia hirsuta

Stapelia hirsuta

Produce tallos de unos 20 centímetros y flores de 2-3cm.

Cuidados

Si hablamos de su cultivo o cuidados, tenemos que saber que debe de estar protegida del sol directo, especialmente en verano, y de las heladas. Por lo demás, con un trasplante bi-anual y riegos poco frecuentes, podremos tener una planta muy bien cuidada.

Pero si deseamos tenerla perfecta, aconsejo abonarla desde primavera hasta finales del verano con abonos líquidos para cactus y crasas siguiendo las indicaciones especificadas en el envase, o echándole una cucharada pequeña de Nitrofoska Azul cada semana.

Que la disfrutes. 🙂

Artículos relacionados

Anuncios

Deja un comentario