Aptenia cordifolia

La flor de la Aptenia cordifolia es pequeña

Imagen – Wikimedia/JJ Harrison

La Aptenia cordifolia es una de las plantas crasas que tienen un ritmo de crecimiento más rápido. Además, es muy adaptable, hasta el punto de que si un tallo se rompe, el trozo que cae al suelo emitirá raíces muy pronto, convirtiéndose así en un individuo independiente.

Sin embargo, es precisamente esa adaptabilidad lo que hace que sea preferible disfrutarla en maceta y no en el jardín.

Origen y características de la Aptenia cordifolia

La Aptenia cordifolia es una suculenta

Se trata de una especie de la familia Aizoaceae cuyo nombre científico es Aptenia cordifolia (si bien también se acepta el de Mesembryanthemum cordifolium). Crece de forma natural en África meridional, pero se ha naturalizado en muchas partes del mundo.

Es una hierba perenne de tallos rastreros los cuales pueden medir hasta 3 metros de largo. Sus hojas son de color verde brillante o variegadas, tienen forma de corazón, y miden unos 3-4 centímetros de largo. Las flores son de color rosa, y miden entre 1 y 2 centímetros. El fruto es una cápsula de 1 centímetro que contiene semillas muy pequeñas.

¿Es invasora?

Como es una planta que crece bastante rápido, se podría llegar a pesar que es invasora. De hecho, en opinión de muchos, también mía, sí que lo es, porque es fácil que impida que otras plantas crezcan. Pero no aparece en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras, de modo que en este país no se considera como tal. Puedes consultarlo tú mismo pinchando aquí.

¿Cuáles son los cuidados de la Aptenia cordifolia?

Es una planta crasa o suculenta no cactácea muy bonita realmente, que no necesita que se esté muy pendiente de ella. Pero es importante que reciba los cuidados adecuados, puesto que de lo contrario podrían surgir problemas. Así que vamos a ver cómo cuidarla:

Ubicación

Coloca tu planta en una zona donde vaya a darle la luz directa del sol durante todo el día. De esta forma, conseguirás que sus tallos y hojas crezcan con salud, y que florezca produciendo un buen número de preciosas florecillas a lo largo de todo el año.

No es recomendable tenerla dentro de casa, debido a que en ese lugar no recibiría la cantidad de luz que ella precisa, a menos que adquieras una lámpara de crecimiento para plantas, o tengas una habitación que reciba mucha luz del exterior.

Tierra

No es nada exigente en cuanto a tierra se refiere, pero para evitar el encharcamiento es preferible cultivarla en suelos o sustratos porosos y ligeros.

Lo ideal es añadir una capa de arlita o greda volcánica a la maceta antes de plantarla en ella.

Riego

La Aptenia cordifolia 'Variegata' tiene las hojas verdes y amarillas

Imagen – Wikimedia/Salicyna // Aptenia cordifolia ‘Variegata’

La Aptenia cordifolia resiste bien la sequía, pero estará más bonita si se riega una o dos veces a la semana. En caso de que la cultives en maceta, no le pongas un plato debajo, ya que es mucho mejor que el agua pueda salir por los agujeros de drenaje.

Asimismo, tampoco es bueno pulverizar/rociar las hojas con agua. No lo necesita, y si se hace se podría favorecer la aparición de hongos en las susodichas, los cuales acabarían por dañarlas tanto que finalmente caerían.

Abonado

No es necesario, pero puedes abonarla con un abono líquido para cactus y otras suculentas. Hazlo desde primavera hasta otoño, una vez al mes.

Multiplicación

Si quieres tener nuevos ejemplares, tan solo has de seguir este paso a paso:

  1. El primer paso es, en primavera o verano, cortar un trozo de un tallo que veas que esté bien, y que mida unos diez centímetros aproximadamente.
  2. Luego, coge una maceta con agujeros en su base de unos 6,5 centímetros de diámetro, y rellénala con sustrato universal mezclado con perlita por ejemplo.
  3. A continuación, riega a consciencia el sustrato.
  4. Después, haz un agujero en el centro, con un palo o un dedo mismo.
  5. Por último, inserta el esqueje, procurando que quede unos 2-3 centímetros enterrado.

En el transcurso de unos diez días, o quince a lo sumo, empezará a enraizar. Eso sí, déjalo en esa maceta hasta que ves que se le salen raíces por los agujeros de la misma. Así la supervivencia del mismo quedará garantizada.

Plagas y enfermedades

No suele tener problemas importantes de plagas ni enfermedades, pero si el ambiente es muy seco y cálido, o si está pasando mucha sed, sí que podrías verle alguna cochinilla. Esta se quitará fácilmente pasándole un pincel pequeño empapado en agua y un poco de jabón neutro.

Rusticidad

La Aptenia cordifolia resiste el frío, pero necesita protección si la temperatura baja más de los -3ºC.

¿Qué usos tiene?

Puede usarse para varias cosas:

  • Decorar jardines y terrazas: es una planta que se tiene mucho en rocallas, pero también queda preciosa en maceta colgante o como centro de mesa.
  • Como verdura: en efecto, la Aptenia cordifolia es comestible. Sus hojas se pueden consumir frescas en ensaladas o como guarnición.
La Aptenia florece durante buena parte del año

Imagen – Wikimedia/Forest & Kim Starr

¿Qué opinas de esta suculenta? ¿Tienes alguna?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.