¿Cómo evitar quemaduras solares en cactus?

Que los cactus son plantas que necesitan estar ubicados en una zona luminosa eso es algo que quien más quien menos sabe, el problema es cuando compramos un ejemplar que se ha estado cuidando protegido del astro rey y lo exponemos a este directamente. Al día siguiente el pobre estará lleno de quemaduras. ¿Cómo se pueden evitar?

Si queremos que nuestras plantas suculentas cactáceas sigan estando tan bonitas como el primer día, a continuación te explicaré cómo puedes evitar las quemaduras solares en cactus.

Consejos para evitar quemaduras en cactus

No los expongas al sol si no están acostumbrados

Esto es lo primero y más importante que hay que tener en cuenta. Los cactus que llegan a los viveros son plantas que, por lo general, se han estado cultivando en invernaderos o en zonas protegidas de los rayos del sol; además, con total seguridad también han estado viviendo en una zona donde la temperatura era agradable todos los días del año, lo cual puede suponer un problema.

Cuando los compramos y los llevamos al patio o al jardín, no es extraño que lo pasen un poco mal; es decir, que aparezcan quemaduras o que les cueste mucho reanudar su crecimiento. Por ello, siempre va a ser mejor ponerlos en semisombra y empezar a adaptarlos al medio en otoño o a finales de invierno.

Nunca los riegues por encima durante el día

Yo misma reconozco que me encanta coger la regadera y darles un baño a las plantas, pero eso solo hay que hacerlo cuando el sol está bajo. ¿Por qué? Porque de lo contrario lo que va a pasar es que se va a producir el efecto lupa; esto es, que los rayos solares al entrar en contacto con el agua adherida al cuerpo de los cactus los quemará.

Así que, ya sabes, si tienes que regar por el día, humedece solo la tierra, nunca las plantas. Te lo agradecerán, sobretodo si están en flor pues las flores tienden a marchitarse antes de tiempo si se las moja.

Si están en interior, no los pongas justo delante de la ventana en verano

En verano, el sol es tan fuerte que es frecuente que provoque quemaduras casi sin darnos cuenta. Pero claro, si tenemos presente que los cactus necesitan luz, ¿dónde los ponemos? Precisamente, justo delante de la ventana, lo cual es un error pues también así se puede producir el efecto lupa.

Por lo tanto, es muy aconsejable ubicarlos en un lado de la ventana e ir girando la maceta a diario para que todas las partes del cactus reciban la misma cantidad de luz.

Sigue este calendario para que se acostumbren al sol directo

Ahora que sabemos lo que no hay que hacer, veamos qué pasos debemos de seguir para que poco a poco vayan acostumbrándose. Recordemos que hay que seguirlos o bien en otoño o, si se suelen producir heladas, a finales de invierno:

  • Primera semana: los ponemos al sol durante la primera hora de la mañana.
  • Segunda semana: los ponemos las dos primeras horas por la mañana.
  • Tercera semana: los ponemos las tres primeras horas de la mañana.
  • Y así, aumentando siempre 1h el tiempo de exposición.

En el caso de que veamos que le aparecen manchitas marrones, iremos más despacio.

Así, poco a poco lograremos nuestro objetivo: evitar quemaduras solares en cactus. 😉

Si te han quedado dudas, no las dejes en el tintero. Pregunta.


0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*