Stapelia variegata (Orbea variegata)

Vista de la Orbea variegata

Imagen – Wikimedia/Skolnik Collection

Hay plantas crasas muy curiosas, como la Stapelia variegata, ahora llamada Orbea variegata. Su altura es bastante reducida, pero es que además se puede utilizar como planta colgante ya que al ser algo rastrera, sus tallos tienden a salirse de la maceta.

Por si fuera poco, produce flores muy bonitas y grandes, de colores que quizás no sean los más vistosos, pero sí que hacen que el valor ornamental no haga sino que aumentar.

Origen y características de la Orbea variegata

Vista de la Orbea variegata con flor

Imagen – Wikimedia/Zamias

Se trata de una suculenta no cactácea, o planta crasa, conocida como flor del lagarto o flor de la estrella cuyo nombre científico actual es Orbea variegata. Así, el anterior, Stapelia variegata, ha pasado a ser un sinónimo. Pero, se llame como se llame, sus características no han cambiado 🙂 .

Es una planta perenne que no tiene hojas, pero sí tallos dentados y carnosos, de unos 10 centímetros de largo que se encargan de producir clorofila y por lo tanto de realizar la fotosíntesis. Sus flores son grandes, con un diámetro de hasta 8 centímetros, con forma de estrella, de color blanco, blanquecino o amarillo, moteadas de marrón.

Nativa de Western Cape, en Sudáfrica, es una especie muy interesante para tener en el exterior todo el año en climas cálidos, o en el interior si es templado y/o fresco.

¿Cuáles son los cuidados que necesita?

Si quieres tener un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Ubicación

  • Exterior: es una planta que ha de estar en una zona donde reciba mucha luz, por lo que es muy aconsejable ubicarla a pleno sol, o al menos donde le den un mínimo de 4 horas de sol al día.
  • Interior: crece bien en patios interiores luminosos, o en aquellas habitaciones en las que haya ventanas por las que entre mucha luz natural.

Tierra

La Orbea variegata es una suculenta

Imagen – Flickr/Maja Dumat

  • Maceta: para evitar que sus raíces se pudran se debe de usar sustratos que faciliten el drenaje del agua. Es por eso por lo que las arenas volcánicas (pómice, akadama) son muy interesantes.
    Si no puedes conseguirlas, mezcla un 30% de turba negra con un 70% de gravilla fina de obra; o sustrato universal con perlita a partes iguales.
  • Jardín: crece en suelos bien drenados. Como la Orbea variegata es relativamente pequeña, si la tierra que tienes tiende a compactarse mucho, haz un agujero de unos 50 x 50cm, planta tu orbea en una maceta grande, e introdúcela en el agujero. Termina de rellenar con gravilla fina, greda volcánica o arlita.

Riego

Más bien escaso. Riega solo cuando veas que la tierra esté seca. En caso de duda, es mejor no regar, pero cuando toque, humedece bien toda la tierra/sustrato.

Si la tienes en maceta, no le pongas un plato debajo, a menos que sepas que te vas a acordar siempre de quitar el agua que sobre a los 30 minutos de haber regado. Las raíces sufrirían daños si están en contacto permanente con el agua estancada.

Abonado

Durante los meses cálidos del año se debe de abonar con un fertilizante para suculentas líquido, siguiendo las indicaciones especificadas en el envase del producto.

Si prefieres usar productos naturales, es muy aconsejable el uso de abonos minerales. Estas plantas, al ser originarias de zonas donde apenas hay materia orgánica en descomposición, están más preparadas para absorber los nutrientes de los minerales que no de los animales.

Multiplicación

La Orbea variegata se multiplica por semillas y esquejes en primavera:

Semillas

Las semillas se siembran en semilleros de poca altura, con agujeros en la base, y rellenados con sustrato universal mezclado con perlita a partes iguales. Han de quedar un poco enterradas, insisto, solo un poco, lo suficiente para que no se las pueda llevar el viento y para que no queden expuestas directamente al sol.

Riega, y coloca el semillero en el exterior, en semisombra; o dentro de casa cerca de una fuente de calor y luz.

Germinarán en unos 15 días.

Esquejes

Para multiplicarla por esquejes solo tienes que coger un tallo, dejar que la herida seque una semana, y luego plantarlo (no clavarlo) en una maceta con tierra para cactus y crasas.

Protégelo del sol directo, y riega de vez en cuando: unas 2 veces por semana si es verano, menos si no lo es.

Si todo va bien, enraizarán en unos 20 días.

Plagas

Es muy resistente, pero lamentablemente, al igual que muchas suculentas, es vulnerable al ataque de caracoles y babosas. A estos animales les encantan los brotes tiernos y carnosos, por lo que durante la época de lluvias lo mejor es protegerlas, al menos, con tela mosquitera puesta como si fuera un mini invernadero, tierra de diatomeas, o si se tiene en maceta, metiéndola en casa.

Enfermedades

Vista de la flor de lagarto

Imagen – Wikimedia/gentleman75

Si se riega en exceso y/o si el ambiente es muy húmedo, los hongos podrían perjudicarla. Para evitar problemas, no dudes en realizar tratamientos preventivos/curativos con fungicidas a base de cobre.

Época de plantación o trasplante

Si la quieres tener en el jardín, puedes plantarla en primavera. En el caso de que la cultives en maceta, puede requerir un trasplante cada 3 años.

Rusticidad

Por experiencia te diré que resiste hasta los -1’5ºC, pero el granizo le perjudica. De todas maneras, lo ideal es que no baje de los 0º.

¿Qué te ha parecido?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.