Mammillaria

Vista de un ejemplar de Mammillaria tayloriorum

Mammillaria tayloriorum

Hablar de las Mammillaria es hablar de uno de los géneros de cactus más diverso, con ni más ni menos que unas 350 especies y variedades aceptadas. Lo más interesante es que, no solo producen flores muy vistosas, sino que prácticamente todas son aptas para el cultivo en maceta.

Y esto último no te sabría decir si es una suerte o una desgracia, porque, de verdad, hay cada una que es muy, muy bonita. Conócelas.

Origen y características

Vista de las espinas de Mamillaria

Las Mammillaria son cactus tuberculosos nativos de México, sur de los Estados Unidos, las Antillas y las costas de Venezuela. El género fue descrito por Carlos Linneo en su libro Cactus mammillaris en el año 1753, y se caracterizan por tener forma globosa o cilíndrica con un tamaño que va desde 1 hasta 40cm de altura por 1 a 20cm de diámetro. 

No tienen costillas como otros cactus, sino que poseen tubérculos cónicos, cilíndricos, piramidales o redondos que se llaman mamilas. Las espinas, largas o cortas, rectas o en forma de gancho, brotan de las areolas, que pueden estar recubiertas por lanas o cerdas.

Las flores por lo general brotan a lo largo del cuerpo del cactus, casi como si quisieran formar una corona, y son pequeñas, de colores que van desde el blanco hasta el rosa, pasando por el rojo. Y el fruto es una baya globular o alargada rojo-brillante, verde o blanca, que contiene semillas marones o negras de 1-3mm.

Principales especies

Escribir sobre las más de 300 especies que hay nos daría para un libro 🙂 , así que voy a decirte cuáles son las más populares:

Mammillaria bombycina

Vista de la Mammillaria bombycina

Es endémica de Aguascalientes y Jalisco en México. Su cuerpo es globoso, con una altura de 20cm y un diámetro de 6cm. De las areolas brotan de 30 a 40 espinas radiales, rígidas y delgadas, y una espina central de color rojizo con forma de gancho. Las flores son rosas, de unos 2cm de diámetro. Suele formar grupos.

Mammillaria gracilis

Vista de la Mammillaria gracilis o vetula

Ahora se llama Mammillaria vetula. Es endémica de los estados de Guanajuato, Hidalgo y Querétaro en México. Sus tallos son esféricos o cilíndricos, de color verde y con una altura de unos 10cm por 2cm de diámetro. Las areolas están recubiertas por un poco de lana, o bien pueden no tener nada. De ellas suelen brotar 1-2 espinas afiladas de hasta 10mm de largo, y 11-25 espinas radiales, finas y de 3-10mm de largo. Las flores son de color limón y miden 1,7cm. Crece en grupos.

Ver ficha.

Mammillaria hahniana

Vista de la Mammillaria hahniana

Es endémica del estado de Guanajuato, Querétaro y Tamaulipas en México. Tiene un cuerpo con forma globosa y suele formar grupos. Cada tallo individual alcanza los 9cm de alto por 10cm de diámetro. De cada areola brotan de 20 a 30 espinas radiales de 1,5cm de largo que parecen pelos blancos, y de 1 a 4 espinas más cortas y blanquecinas. Las flores miden hasta 2cm de diámetro, y son moradas.

Ver ficha.

Mammillaria elongata

Vista de la Mammillaria elongata

Es endémica del estado de Hidalgo, Guanajuato y Querétaro en México. Crece desarrollando tallos más o menos cilíndricos erectos o semipostrados de 6-15cm de largo por 1,5-3,7cm de diámetro. Tienen el cuerpo verde, pero las espinas son amarillo-anaranjadas o amarillo-rojizas. Sus flores son pequeñitas, de apenas 1cm, amarillas o blancas. Forma grupos.

¿Cuáles son sus cuidados?

Si te apetece tener un ejemplar, te recomendamos cuidarlo del siguiente modo:

Ubicación

Son plantas que han de estar en el exterior, al sol directo. Pero ojo, si nunca antes había estado así, ve acostumbrándolo poco a poco y gradualmente para evitar que se queme.

Tierra

  • Maceta: no es demasiado exigente; ahora bien, si tienes arena volcánica (pómice, akadama o similar) le costará menos enraizar que si tuviera turba. Pero si no puedes conseguirla, mezcla sustrato de cultivo universal con perlita a partes iguales.
  • Jardín: crece en suelos arenosos, con buen drenaje. Como la planta es más bien pequeña, si la tierra que tienes no es así haz un agujero de unos 40 x 40cm, cubre sus lados y la base con malla de sombreo y luego rellénalo con el sustrato mencionado antes.

Riego

Vista de un ejemplar en flor de Mammillaria swinglei

Mammillaria swinglei

De moderado a escaso. Durante el verano hay que regarlo una media de 2 veces por semana, y el resto del año una media de 1 vez cada 10 días. Pero esto lo debes de ver como una guía orientativa, nunca como una regla fija, ya que si por ejemplo vives en una zona donde no llueve mucho y aparte hace mucha calor, quizás tengas que regar hasta 3 veces en verano y hasta 2 el resto.

Para que no haya problemas, comprueba la humedad de la tierra antes de regar. Esto lo puedes hacer introduciendo un palo delgado de madera (si al extraerlo sale con mucha tierra adherida, no riegues), o pesando la maceta una vez regada y de nuevo al cabo de unos días (esta diferencia de peso te servirá para saber cuándo regar).

Y por cierto, no lo plantes nunca en recipientes sin agujeros ni le pongas un plato debajo, ya que de hacerlo se pudrirían. Tampoco debes de regarlo por encima, por el mismo motivo y también porque se podría quemar con el sol.

Abonado

En primavera y verano con un abono específico para cactus, siguiendo las indicaciones especificadas en el envase. También puedes con abonos químicos, como el nitrofoska azul, echándole una o dos cucharadas pequeñas cada 15 días.

Multiplicación

Las Mammillaria se multiplican por semillas y, algunas especies, por separación de tallos en primavera-verano. Sepamos cómo proceder en cada caso:

Semillas

El paso a paso a seguir es el siguiente:

  1. Primero, rellena una bandeja con agujeros -pequeños- con turba negra mezclada con perlita, y humedécela con un pulverizador/atomizador.
  2. Luego, siembra las semillas en la superficie, procurando que queden un poco separadas.
  3. Después, cúbrelas con arena volcánica de grano muy fino.
  4. OPCIONAL (aunque recomendable): espolvorea ahora azufre en polvo, como si echaras sal a una ensalada, así evitarás la aparición de hongos.
  5. Por último, coloca la bandeja cerca de una fuente de calor y en una zona luminosa pero protegido del sol directo.

Manteniendo el sustrato siempre húmedo -no encharcado- germinarán en unas dos semanas.

Esquejes

Para multiplicar la Mammillaria por separación de tallos simplemente hay que cortar uno con un cuchillo de sierra previamente desinfectado con alcohol de farmacia, dejar secar la herida en semisombra por una semana y luego plantarlo en una maceta con arena volcánica que humedeceremos con un pulverizador.

Protegiéndolo de la luz directa del sol, emitirá sus propias raíces al cabo de unas 2 o 3 semanas.

Plagas y enfermedades

Puede verse afectada por:

  • Cochinillas: sobretodo algodonosas, pero pueden ser de tipo lapa. Se combaten con tierra de diatomeas (la dosis es de 35g por 5l de agua), o con insecticidas específicos.
  • Moluscos (caracoles y babosas): a estos animalitos les dan igual las espinas. En temporada de lluvia aparecen para alimentarse de todo lo que pueden, incluyendo cactus. Se combaten con molusquicidas, cerveza o cogiéndolos y llevarlos lo más lejos posible de las plantas.
    Otra opción es proteger dichos cultivos con tela mosquitera (tanto por los lados como por arriba, como si fuera una especie de invernadero).
  • Hongos: cuando se riega en exceso las raíces se pudren y los tallos se ablandan. Hay que controlar los riegos y tratar con fungicida.

Época de plantación o trasplante

En primavera. En caso de tenerla en maceta trasplantar cada dos o tres años.

Rusticidad

Depende mucho de la especie, pero por experiencia te diré que las heladas débiles (de hasta los -2ºC) no les perjudican siempre y cuando sean de corta duración y puntuales.

Vista de la Mammillaria backebergiana

Mammillaria backebergiana

¿Qué te han parecido las Mammillaria?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.